Home

Nos acercamos hoy a Salares, con la excusa de la celebración del X Festival Arábico Andalusí, celebrado el pasado mes de Septiembre, en este bellísimo pueblo de la Comarca malagueña de la Axarquía.

Los romanos la llamaron Salaria Bastitanorum, de donde se deriva su actual nombre. Se cree que pudo ser asentamiento de fenicios, griegos y cartagineses, aunque los restos arqueológicos de mayor importancia, hallados en su término, sean de la presencia romana. Pasó después a manos visigodas hasta la invasión musulmana, y posteriormente, en 1487, a manos cristianas, entregándose a los Reyes Católicos al mismo tiempo que las poblaciones vecinas de la Axarquía.

La población se extiende al sur de la Sierra Almijara, a 579 m sobre el nivel del mar. En la parte central un barranco flanquean los Cerros de Cuascuadra, Guzman y Peñas Blancas. Riegan el temino municipal el rio de Salares y el arroyo Tazones que favorecen el cultivo de frutales, citricos, leguminosas y viñedos. Casi toda la cosecha de las viñas se dedica a producción vinícola. Se recolecta una variedad de uva negra, la famosa rome, de racimos apretados que  en estas tierras da un vino excelente, con  un sabor muy peculiar y distinto a los demás.

Sobre el nucleo urbano destaca la torre alminar de la iglesia de Santa Ana, de estilo mudéjar y planta cuadrada. Data de los siglos XIII y XIV. La Iglesia actual se ubica sobre los restos de una mezquita a cuyo alminar se le agregó un cuerpo de campanas. Está levantado en fábrica de ladrillo rojo, con dos cuerpos y cuatro vanos rehundidos, con magníficos paños de sebka. La torre alminar fue declarada monumento histórico artistico nacional en 1979 y es una de las obras más bellas del arte almohade en la península.

A escasos metros de la iglesia puede verse la Casa Torreón, una joya de la arquitectura popular andalusí, que se conserva en perfecto estado, aunque todo el casco antiguo es un monumento en si mismo. El conjunto forma un conglomerado de calles estrechas y sinuosas, con grandes desniveles que le dan un aspecto de pueblo de  juguete, como si de un belén viviente se tratase, destacando la blancura de sus casas encaladas, como detenidas en el tiempo.

Las paredes de sus calles muestran un grosor de contundencia que abriga de los fríos invernales y aísla de los calores estivales. Las calles parecen derrumbarse hacia la parte baja sin ningún tipo de orden establecido, al capricho del terreno que es quien dibuja su estructura, y que aún conserva entre arcos y adarves, su esencia morisca.

Actuación del grupo de danza oriental Duendes de Oriente por las calles de Salares en el X Festival Arábe Andalusí 2010.

Fotografías Pepe Valdés

axarquiaviva@hotmail.es


 

Buda 1

El pasado domingo se celebró en Torre del Mar la V Edición del Maratón de Mountain Bike “El Desafío del Buda” con un éxito total de participación de ciclistas y de público en general. La prueba de este año se presentaba como un merecidísimo homenaje a nuestro paisano Rubén Ruzafa, flamante campeón del XTERRA, y campeón de España de Triatlón Cross.

Buddha 09

Un total de 412 ciclistas, de los cuales 332 culminaron el recorrido completo y un equipo humano formado por más de 100 personas entre socios, amigos y familiares del Club Ciclista Veleño, se encargaron de que todo trancurriera a la perfección, en una jornada entre deportiva y de convivencia, ya que después de la prueba se realizó una macropaella para 600 personas con bebida y postre para todos los participantes en el evento.

Buda 2

La salida, como novedad de este año, tuvo lugar en el paseo marítimo junto al faro, en una mañana gélida de otoño, que anunciaba unas condiciones expléndidas para la práctica del deporte de la bicicleta de montaña, que vino bien a los corredores de cara a la dura prueba que se avecinaba.

Buda 3

La salida estuvo neutralizada en el paseo marítimo de Torre del Mar, tras un pequeño recorrido por su casco urbano, para después seguir por la antigua vía del tren hacia la vega de Vélez.

Buda 4

Aquí vemos a Rubén Ruzafa con el dorsal número 1, atravesando el antiguo puente de la vía del tren, en puestos ya de cabeza de un pelotón que aún se mantenía compacto.

Buda 5

Aquí ya lo vemos destacado cuando el recorrido comienza a exigir, en este caso subiendo la primeros metros de la cuesta del carril de la Atalaya. Una subida infernal que realizó sin prácticamente inmutarse, cuando al resto de los mortales nos costó seguirlo a pie, corriendo tras él para animarlo. Para los que no conozcáis la zona, sólo tenéis que fijaros en el desnivel del camino y el piso de roca y piedra que hay hasta la cumbre.

Buda 6

Sólo una pequeña parte de los corredores pudieron subir encima de la bici, éntre ellos este corredor que a la postre fue el segundo en llegar a la meta, Agustín Campos, que dío un recital de pundonor y coraje en la subida.

Buda 7

Otro corredor que subió impecablemente fue José Manuel Padilla del club ciclista Veleño, tercero en la categoría junior, y que nos dejó esta preciosa instantánea.

Buda 7

En esta otra imágen podemos contemplar el bellísimo recorrido de la prueba, en este caso con el boquete de Zafarraya al fondo.

Buda 10

O esta otra en la que tenemos una panorámica del pantano de la Viñuela con la Sierra Tejeda al fondo.

Buda 11

Fijaros en esta otra imágen la cara de sufrimiento de los que terminaban el carril de la Atalaya subidos en la bici, todo un poema.

Buda 12

Algunos que todavía no habían comenzado la rampa se la prometían felices, no sé si tal vez por desconocimiento de lo que aún estaba por llegar.

Buda 122

Otros sin embargo aún tuvieron fuerzas para posar frente a la cámara como dos buenos amigos y alegres por culminar la primera gesta del recorrido.

Buda 14

Esta otra imagen corresponde al paso ya por la Torre de la Atalaya uno de los puntos emblemáticos del recorrido enfilando la estupa del Karma Guen, en dirección al Cerro Beas.

Buda 15

Al paso de la torre se estableció el control de paso de los corredores y el primer avituallamiento. Después habría que subir a Bentomiz y Daimalos para luego bajar desde allí hasta la meta.

recorrido

Recorrido del Buda 2009

perfil buda 2009

Perfil del Buda 2009

buda0165

Como no podía ser menos el primer corredor en llegar a la meta fue Rubén Ruzafa con un tiempo de 2 h. 46′ 30”, claramente destacado del segundo corredor en finalizar la prueba que fue como ya dijimos anteriormente, Agustín Cantos con 2 h 59′ 15”.

buda 3 general

Tercer clasificado Miguel Angel Florido 3h 05′ 33”

buda437

5º puesto para Zeuixis Romero con 3h9’53”

buda0173

6º Jose Igancio Rubio con 3h11’02”

Rubén Ruzafa

Rubén Ruzafa departiendo amigablemente con los medios. Lo vimos muy contento y relajado, en todo momento tuvo una sonrisa para todos.  Es una persona encantadora.

Cortador de jamón

Hasta un total de cinco jamones cortados durante toda la mañana, y otro que se regaló como trofeo.

buda0157

Llegada de la paella que tuvo que ser en una grúa para poder transportarla desde allí hasta la playa.

buda0411

La gente de la paella también se lo curraron bien, hacer una paella para 600 personas y que sea comestible ya tiene mérito, pero si además está buena ya es todo un lujo.

buda0471

Pero en el fondo se lo pasaron bien, nos reímos con ellos y estuvieron muy animados por un sinfín de curiosos que se fueron acercando durante toda la mañana.

trofeo buda 157-1

DSC02005

buda0225-2

trofeo buda

FOTOGRAFÍAS PEPE VALDÉS Y GUTI

Para ver el resto de fotos con la entrega de trofeos pulsad en el enlace situado más abajo

Lee el resto de esta entrada »

boquete zafarrayaOs presentamos una fiesta tradicional en nuestra Axarquía que es totalmente desconocida para la gran mayoría de los habitantes de nuestra comarca. Casi llegando al Boquete de Zafarraya en el límite con nuestra vecina Granada se encuentra la pequeña población de Espino perteneciente al municipio de Alcaucín.

Espino

El quince de Agosto se celebran las fiestas en honor de su patrona la Virgen Milagrosa y las familias emigradas a otras tierras se reúnen estos días para celebrarlo, aprovechando las vacaciones de verano. Son varios días de fiesta compartida puerta con puerta.

espumaEste año tuvimos fiesta de la espuma por la mañana porque cada año vienen más niños, se lo pasan bomba, no hay coches ni peligro de nada, puedes ir donde quieras, las puertas de las casas están abiertas durante todo el día. Una incesante chiquillería deambula de aquí para allá entre el campo y la plaza. Todo el mundo se conoce.

baño de espuma

Como véis el ambiente que reinaba en la fiesta era bastante agradable y divertido y participaron todos los asistentes, ya fuesen adultos o niños, después de disfrutar de bebida y comida gratis durante toda la mañana. Los mayordomos de los festejos se encargaron que no faltara de nada.

cohete

Como es tradicional, una salva de cochetes anuncia la inminente salida de la procesion de la Virgen desde su Ermita al caer la tarde. Los devotos se arremolinan tras el cortejo alumbrando con velas cumpliendo sus promesas a la patrona.

Procesión de la Virgen Milagrosa

Este es el momento de la salida de la Virgen Milagrosa de Espino, que contó con la presencia del nuevo alcalde de Alcaucín Guillermo y su mujer que no quisieron perderse el momento, también estuvo presente la noche anterior en la inauguración de los festejos.

Procesión de la Milagrosa

Poco después el cortejo procesional llega a la plaza donde esperan el resto de las personas que se unirán a la comitiva y se le reza una salve a la Virgen entre vítores y piropos de la multitud. Es uno de los instantes más emotivos.

Comienza la traca

Mientras el pequeño trono de la Virgen va visitando las aldeas colindantes, los encargados del espectáculo pirotécnico van preparando las ruedas de fuegos artificiales y petardos que encenderan cada vez que la Virgen abandone la casa donde ha parado anteriormente.

La Virgen Milagrosa

Al pasar por cada una de las casas, el cortejo procesional se detiene frente a la puerta y todos los habitantes salen al encuentro para agasajarla con bengalas, mientras rezan y piden por los suyos. Son unos instantes de gran emoción exacerbado por el mágico poder ritual del fuego y la pólvora, en una atmósfera muy intimista creada por el humo y la oscuridad.

recibiendo a la virgen

Este es el momento de la parada frente a una casa mientras se consume lentamente el fuego de las bengalas. La multitud reza sin interrupción. Como podéis comprobar tanto los adultos como los niños participan activamente en la ceremonia, ante la atenta mirada del cura que dirige el cortejo.

Explosión

El espectáculo pirotécnico de fuegos artificiales, petardos y bengalas, inundando de luz y color toda la aldea, hacen de esta celebración una de las más singulares y auténticas que hemos observado en la Axarquía.

Comienza la fiesta

Aunque reducido en cuanto a sus dimensiones, el espectáculo pirotécnico es soberbio en cuanto a su ejecución y cada año nos sorprende gratamente con un nuevo y renovado alarde de imaginación,  dejándonos en la retina unos instantes inolvidables rodeados de una gran belleza plástica.

alumbrando la fe

Sin abandonar lo que de manifestación religiosa tiene la fiesta, los habitantes guardan un celoso respeto por su patrona a la vez de un gran fervor y devoción por ella. Esto se palpa a cada paso por la alde de la “Milagrosa” como la llaman los lugareños que no cesan de rezar junto  a ella al paso de la comitiva.

fuegos de colores

El cortejo va encaminándose lentamente hasta la ermita donde la Virgen será venerada hasta el año que viene. Antes de encerrarse, en la plaza,  se establece una puja por los cuatro varales del trono para dilucidar quienes tendrán el honor de portear a la Milagrosa. Este dinero servirá para financiar las celebraciones del año que viene.

plaza espino

Tras la procesión y después de cenar al fresquito con familiares, amigos y forasteros, los habitantes de Espino se reúnen nuevamente en la plaza para divertirse bailando hasta altas horas de la madrugada. La orquesta aguantó hasta las cuatro, pero seguimos con la música hasta las siete de la mañana, porque de allí no se iba nadie. De repente se hizo un gran silencio acompañado después de un pequeño griterío y todo el mundo salió corriendo a coger sitio y sentarse. Un tazón de chocolate con churros nos estaba esperando. El año que viene si la Milagrosa me da salud, tampoco me lo pierdo.

Reportaje y fotografías

Pepe Valdés

DSC09720

Este recorrido nos va a permitir conocer Sierra Tejeda en su vertiente más meridional y mediterránea y nos posibilitará alcanzar el techo de la provincia de Málaga, la Maroma una inmensa mole de granito de 2.065 m. de altura.  En este entorno se sitúa una de las zonas más ricas en cuanto a flora y fauna de la Axarquia, el Arroyo del Alcázar, de aguas mansas y claras.

poza

El recorrido comienza en el recinto del Cortijo “El Alcázar”, una zona recreativa y de acampada que se sitúa en un gigantesco cortado donde fluye el agua mansamente entre el matorral de ribera entre una gran cantidad de tajos  y cortados de gran belleza.

Se accede mediante una pista forestal que nace en la margen izquierda de la carretera de Alcaucín, justo antes de la llegada al pueblo.

Este carril discurre por la falda de Sierra Tejeda, sirviendo de límite entre el pinar de la Sierra y el matorral de laderas abajo. La panorámica nos ofrece el paisaje rural de la alta Axarquía. Tras una cerrada donde se sitúa un pequeño mirador podemos admirar el perfil del rostro del Indio Tejeda.

Alcázar1

Recorridos unos 3,5 kms. en coche todavía, llegamos a un primer asentamiento que se sitúa justo con el encuentro del arroyo del Alcazar. Esta zona se encuentra situa da bajo un pinar y está acondicionada con fuentes, cocinas, servicios y unas pequeñas pozas situados en el arroyo, que ofrecen la posibilidad de bañarse.

El camino continúa ascedentemente y nos llevará a la segunda zona de asentamiento, comúnmente conocida como Cortijo del Alcázar . Este lugar está mejor acondicionado que el anterior, contando con servicios, cocinas, fuentes etc. Es posible acampar con permiso del lARA.

Fuente El Alcázar

Desde este último emplazamiento comienza el itinerario a pie que nos conducirá a la Maroma. El recorrido es muy duro y se emplean unas cinco horas. La vereda comienza en la zona superior del recinto, justamente pegada a la acequia. En un principio la senda cogerá la pista forestal, por donde continuaremos unos 250 m. hasta volver a encontrar la senda en la margen derecha. Continuando por la misma pasaremos por una fuente, y después llegaremos a La Cerca con ruinas de unas antiguas viviendas semicavernícolas de antiguos pastores.

rio Alcázar

Situados en el arroyo El Alcázar, podremos encontrar una rica variedad de especies de ribera como chopos, zarzamoras, juncos, helechos, rosas silvestres, yerbabuenas, adelfas, etc., así como el bancal de pino negral de repoblación situado a rebujo del cortafuegos.

insecto

La vegetación más característica es el pinar, que en este caso es de tipo carrasco y de repoblación. Conforme ascendemos son frecuentes los chopos, cedros, encinas, cipreses, y especies arbustivas como cornicabras, tojos, jaguarzos, jaras, hiedras,  etc., y herbáceas como los tomillos, romeros, palmitos, torbiscos, etc.

Mariposa

La senda acaba en el mismo arroyo de La Cerca , pero si subimos al pequeño collado izquierdo, justo por encima de un bancal de pino negral a unos 100 m., nos encontraremos un cortafuegos, que seguiremos su recorrido hasta su final, la Loma de las Víboras a 1.300 m. de altitud.

Durante toda la ascensión por el cortafuegos y pasada la Loma de las Víboras, conforme nos vamos acercando a los Senos de la Tejeda, los pinos van desapareciendo para dar paso a especies de talla arbustiva como el enebro, la sabina, el majuelo, y si hay suerte encontraremos algún ejemplar de tejo, que actualmente se encuentra en franca regresión, a pesar de que en otros tiempos abundara tanto como para dar nombre a la sierra.

Bodegón silvestre

Donde acaba el cortafuegos, veremos que finaliza una pista forestal que continua por una vereda con recorrido en zigzag hasta los dos picos gemelos o los Senos de la Tejeda donde la vereda se pierde y el recorrido es campo a través y ya divisaremos la Loma de la Maroma.

Vista de la Maroma

Con suerte durante el recorrido y si acudimos temprano y estamos en silencio, podemos contemplar algún ejemplar de cabra montés tan abundantes por estos parajes.

plano de la ruta

plano de la ruta

…Continuará

LA MONTAÑA

Comenzamos una nueva serie de artículos en los que vamos a analizar la naturaleza en la Axarquía.

En el de hoy vamos a desarrollar el relieve de nuestra comarca. Posteriormente mostraremos varias rutas de senderismo, conoceremos la flora y fauna de los distintos ecosistemas y finalmente visitaremos los espacios protegidos.

El Boquete de Zafarraya

El Boquete de Zafarraya

El medio natural de nuestra comarca soporta diversos ecosistemas que están directamente relacionados con la combinación adversa de las características morfológicas de sus terrenos, climatología, altitud, vientos, naturaleza del sustrato, etc…

La diversidad paisajística de la Axarquía como medio natural muestra a grandes rasgos la existencia de tres tipos principales de relieves:

1) – Relieves montañosos septentrionales marcadamente abruptos y escarpados de las sierras de Alfarnate, Sierra de Enmedio, Sierra de Alhama, Tejeda y Almijara.

Sus morfologías corresponden a relieves calcáreos, agrestes, de vegetación de montaña, y orografía en fuertes pendientes, de tajos verticales y gargantas encajadas.

Vista con La Maroma al fondo

Vista con La Maroma al fondo (Foto de Lui G. Marín)

Estas sierras irrumpen brusca e ininterrumpidamente en la Axarquia desde el limite entre las provincias de Málaga y Granada para morir súbitamente en el litoral mediterráneo, originando en este punto espectaculares acantilados de paredes verticales modelados por la abrasión marina.

Dada la naturaleza caliza de estos relieves, es frecuente el desarrollo de fenómenos de karstificación (cuevas y simas), que ha servido de morada al hombre prehistórico.

Existen sierras calizas que constituyen auténticos embalses subterráneos, configurando el soporte vital de la comarca. En sus bordes se localizan multitud de manantiales algunos de ellos de considerable caudal, que contribuyen aguas abajo al nacimiento de la red hidrográfica de la comarca.

Pantano de la Viñuela

Pantano de la Viñuela

Entre las principales cumbres que se localizan en estos tipos de relieves, destacan La Maroma (techo de la comarca y la provincia con 2065m.), La Torca (1500 m.), Chamizo (1637 m.), Vilo(1416 m.), La Umbría (1352 m.), Salto del Caballo(1890 m.), Cuascuadra (1570 m.), Cerro Albuzcaz(1731 m.), Los Carneros (1333 m.),Cerro Verde(1326 m.). Cerro Atalaya (1256 m.), Lucero (1779 La Cadena (1645 m.), Navachica (1832 m.), Tajo Almendrón (1514 m.), Cielo (1508 m.), etc.

2) -Relieves rocosos alomados muy encajados y de fuerte pendiente de la zona central, y relieves de suaves contornos de tipo arcilloso con pequeños montículos dispersos correspondientes al Corredor de Periana-Colmenar. Dentro de este gran grupo podríamos diferenciar dos subdivisiones: Por una parte aquellos terrenos metamórficos de pizarras.filitas, mármoles y esquistos. o areniscosos y calizas, fuertemente encajados y de pendientes muy acusadas, donde la red hidrográfica conforma un enjambre de ramblas encajadas a consecuencia de la escorrentía superficial, y cuya vegetación no es muy abundante debido a la escasez de manantiales y el carácter impermeable del sustrato rocoso. Los núcleos de vegetación más importantes aparecen a modo de reductos en las umbrías norte de las laderas donde la humedad se preserva, gracias al tapiz vegetal y los sombríos roquedales.

loma
Por otra parte, tenemos aquellos relieves de tipo arcilloso de suave topografía que incluyen areniscas y calizas (terrenos Flysch), altamente moldeables por la acción de la escorrentía superficial, la meteorización, donde la vegetación es esparcida en zonas abiertas y frondosa en áreas protegidas por peñas

Entre los vértices geodésicos más representativos de estos relieves destacan entre otros los picos de Santopitar (1019 m.), Salazar (510 m.), Capellania (481 m.), Cerro Cútar (595 m.), Cortijillo(493 m.), Sacristía (619 m.), Cerro del Ramo (482m.), Masmullar (721 m.), Peña de Hierro (471 m.), Atalaya (461 m.), Rompealbardas (770 m.), Cuevas (800 m.), Bentomiz (706 m.), Rábita de Sayalonga (672 m,), Coscoja (545 m.), Romero (616 m.), Sol (583 m.), etc,..

3) -Relieves deprimidos costeros. En ellos se encuadran altitudes inferiores a 200 m., que ocupan gran parte de la franja litoral así como la cuenca del rio Vélez.

Acantilados de Maro

Acantilados de Maro

Estos terrenos han sido fuertemente moldeados por la acción del hombre, siendo mayoritariamente terrenos de cultivo, lo que ha condicionado la total alteración del medio físico acentuando en ocasiones los procesos de erosión y degradación del suelo.

Entre los vértices más representativos destacan, Cerro del mar (71 m.), Herrador (137 m.), Peñón de Almayate (95 m.), Fortaleza de Vélez (136 m.), Chorrera (106 m.), Era (69 m.), Loma de Juanelo (95 m.), Torrox (150 m.), etc…

La Cabra Montés

15/11/2008

Quien haya paseado por nuestras sierras y haya tenido la fortuna de encontrarse de cerca con la cabra montés, nunca olvidará la sensación de poder, admiración y respeto que despierta este mamífero salvaje, el de mayor tamaño que se puede encontrar en nuestros espacios naturales.

Macho de Cabra Montés

Macho de Cabra Montés

La cabra montés es un mamífero rumiante de la familia de los Bóvidos. subfamilia Caprinos, siendo una especie muy próxima a la cabra común. Su nombre científico es Capra pyrenaica.La cabra montés de estas sierras (Capra pyrenaica hispánica) alcanza en la cruz 75-8 1 cm de altura en el macho y 64- 69,5 cm en la hembra, siendo su peso de unos 90 kg en el macho y de unos 40 kg en la hembra. La cuerna se mantiene sin interrupción a lo largo de toda la vida, y constituye uno de los elementos más vistosos del acusado dimorfismo sexual externo que muestra la especie. El macho posee unas cuernas muy potentes y extendidas hacia atrás, en forma de lira o espiral más o menos abierta. Presenta una longitud variable según la edad, pudiendo alcanzar casi los 100 cm medida por su parte externa; la hembra posee unos cuernos más cortos (hasta unos 15 cm,), cilíndricos y puntiagudos. El crecimiento, indefinido, queda bien reflejado en la cuerna del macho, formada por porciones definidas o medrones, que representan cada año del animal. Estos medrones suelen ser más o menos anchos, dependiendo de diversos factores ecológicos. La misión de las cuernas es fundamentalmente defensiva u ofensiva y en los machos, cobra especial relevancia durante las rituales luchas nupciales. También son utilizadas para equilibrar las cabriolas que realizan en los tajos.

Hembra de Cabra Montés

Hembra de Cabra Montés

La conformación de las pezuñas tiene una importancia primordial para el desenvolvimiento del animal en los hábitats abruptos que conforman sus áreas de querencias; las palmas y los talones elásticos, pero córneos, les ofrecen gran seguridad para moverse en suelos rocosos y escarpados. Igualmente, la movilidad de estos dos dedos, hace que pueda agarrarse a fisuras o pequeñas crestas del terreno, dando muestras continuamente de un gran dominio del equilibrio y mayor estabilidad.

La cabra montés ocupa todas las zonas de montaña y adyacentes (incluso las áreas cultivadas más bajas), y en general buscan los lugares más inaccesibles y escarpados, especialmente cuando se sienten acosadas por sus enemigos más importantes: los perros asilvestrados y el hombre. Al estar la zona sometida a un intenso pastoreo, la cabra se ve obligada a ocupar los niveles más altos.

Pareja de Cabra Montés

La cabra se distribuye en la Axarquía en todo el arco serrano desde la Sierra de Camarolos hasta los Acantilados de Maro, concentrándose la mayor densidad en las sierras del Parque Natural de Tejeda y Almijara, hecho que justificó en su día la creación de la Reserva Nacional de Caza. Las cabras suelen frecuentar más la vertiente sur de estas sierras (solana), existiendo zonas que son más frecuentadas que otras, llamadas zonas de querencia: barrancos de Almanchares, Bermuza, Alcázar, Imán, y hay zonas por donde la cabra pasa diariamente para la búsqueda de alimentos y de agua, conocidas como lugares de paso. En general todas las sierras de la Axarquía están conectadas, siendo conocidos los movimientos migratorios entre Sierra Tejeda y Sierra de Alhama a través del Boquete de Zafarraya, momento en que son objeto de caza furtiva. Se conoce un movimiento migratorio de las cabras desde estas sierras hacia Sierra Nevada.

En 1999 se contaba con cerca de 2.000 ejemplares (sólo en la vertiente malagueña), es decir, diez veces más de lo que había en 1973, cuando se declaró esta zona Reserva Nacional de Caza. Ello muestra las excelentes condiciones en que se encuentra la especie en esta zona, a la vez que una buena gestión.

La montés suele madurar sexualmente hacia los 2-3 años (la hembra) y a los 4-5 años (el macho). Los machos viejos imponen su experiencia y fuerza frente a los noveles rivales que aparecen cada año.

El celo está íntimamente ligado a la climatología y al fotoperiodo diario. Por lo general, comienzan tras las primeras lluvias otoñales, prolongándose hasta principios del invierno.Durante esta época, las cabras, tanto machos como hembras, se vuelven irascibles y exhiben un nerviosismo inusual. Los machos se disputan las hembras violentamente, siendo los más potentes y mejor dotados, los que cubrirán a la mayoría de los grupos de cabras.

Cria

Tras esta época de celo, las hembras entran en periodo de gestación, deambulando por las zonas medias de las sierras, durante unos 5 meses. El parto tiene lugar durante el mes de Abril-Mayo, y se compone de un choto, aunque a veces puede dar alumbramientos dobles, algo que sólo se da en estas sierras. La hembra se retira a los lugares más apartados, tranquilos y seguros de los barrancos donde habita. Los cabritos gozarán de cuidados maternales durante 5 meses (una lactancia que se compagina con hierba desde el primer mes), manteniéndose acompañados por la hembra hasta los 11 meses, en que empiezan a valerse por sí mismos. A los 4-6 años empiezan a participar del celo y cubrir a las hembras, que tienen su madurez sexual al año y medio, si bien no suelen quedar preñadas hasta los 3 años de edad.

Al estar la época de reproducción ligada íntimamente a la climatología, no hay una época fija para el celo, sino que éste se alarga o se acorta con las lluvias y el frío, haciendo a veces que se produzca en varios ciclos o periodos. Esto traerá consigo que se alargue o se acorte el periodo de parto en las hembras, encontrándonos a veces en una misma manada chotos de un mismo año, pero con notables diferencias en cuanto a su tamaño.

Un bello ejemplar de macho adulto

Un bello ejemplar de macho adulto

La cabra montés es un animal gregario, aunque sus grupos no están muy jerarquizados, formándose dos grupos diferenciados: el más numeroso está constituido por las hembras y los jóvenes hasta los 3 años de edad y el otro lo constituyen los machos, siendo también frecuente la existencia de machos viejos solitarios, no integrados en ningún grupo y que sólo se acercan a los grupos de hembras durante la época de celo. Estos grupos permanecen separados durante todo el año hasta que a principios de la época de celo se reúnen formando grupos numerosos. Pasado este periodo, los machos se agrupan de nuevo, separándose de las hembras para pasar el invierno.

Respecto a la alimentación, las cabras monteses suponen un aprovechamiento de alto rendimiento de los escasos recursos alimenticios de zonas marginales de alta montaña. Su gran potencia digestiva y adaptabilidad alimentaria les permite acceder y hacer asimilable prácticamente cualquier tipo de alimento en épocas de escasez. El alimento varía según la época del año, ingiriendo hojas y tallos tiernos en una proporción más elevada, completándolo con frutos en otoño y con raíces, bases de gramíneas y cortezas de leñosas en invierno.

En cuanto al agua la obtiene de los alimentos, torrentes y manantiales, en algunos casos en cuevas. Y un aporte periódico de sales, que consigue lamiendo algunas rocas de la sierra.

Macho descansando

Texto del Artículo Rafael Yus

G.E.N.A ecologistas en acción

Recopilación fotográfica Axarquía Viva