Home

El Valle del Genal

18/11/2009

Panorámica del Valle del Genal

Os proponemos un recorrido por el Valle del Genal, acompañando al grupo de senderismo “El Manganillo”,  que coincide con nuestro primer aniversario en la red, que comenzaba precísamente con un artículo similar a este hace ahora un año. Para la visita hemos escogido el municipio de Igualeja, tomando como base el nacimiento del río Genal, atravesando el castañar campo a través en unas dos horas de ida y otras dos de vuelta. El recorrido no es muy exigente aunque si algunas veces se torna bastante duro debido a la cantidad de desniveles que hay que sortear.

Panorámica de Igualeja

La población de Igualeja se encuentra encajonada entre la serranía de Ronda y Sierra Bermeja, enmedio de un terreno abrupto, rodeado de unos bellos paisajes como podéis observar en estas imágenes. Surcan sus tierras el río Genal y su afluente el Seco, que forman grandes barrancos en los que abundan pinos y especialmente castaños, que constituyen su principal fuente de riqueza. Sus castañas, especialmente la variedad pilonga son conocidas en el mundo entero, por ser la más sabrosa.

Un rincón de Igualeja

Como los demás pueblos de la Serranía de Ronda, encaramados en las faldas de los montes, sus calles tienen que salvar grandes desniveles, y sus casas encaladas han sido construídas adaptándose al terreno que las acoge. La fisonomía del casco urbano es muy similar en los dos únicos barrios que forman el pueblo. A ambos lados de las calles estrechas y empinadas se levantan casas de piedra, encaladas, formando una trama típica de trazado laberíntico, heredada de su pasado morisco, apenas alterado en la actualidad.

La principal fuente de riqueza es la forestal y la cosecha anual de castañas, como ya decíamos anteriormente. En cuanto a la artesanía, cabe destacar la elaboración de objetos de pleita de esparto,  cuero y marroquinería. La gastronomía se nutre de numerosos platos entre los que podrá degustar la elaboración artesanal del salmorejo, así como las gachas. También son muy típicas las migas y el gazpacho.

Nacimiento del río Genal

Comenzamos el recorrido propiamente dicho, visitando el nacimiento del río antes de abandonar el pueblo, un paraje verdaderamente espectacular, que solamente por contemplarlo vale la pena acercarse a este pueblo de la serranía. Está bastante bien acondicionado con un gran jardín en el perímetro exterior formando un pequeño parque para esparcimiento de la población.

Una vez bajado el pueblo en dirección hacia la iglesia, atravesando un estrecho callejón y una empinada cuesta, nos adentramos ya en el castañal campo a través, por un sendero estrecho pero que se vislumbra claramente, máxime en este tiempo en el que el trasiego de los agricultores recolectando las castañas lo tienen más despejado de matorral.

A medida que ascendemos la sierra el castañar comienza a ser más frondoso y el hermoso verde otoñal contrasta con el macizo de granito y caliza que se alza imponente ante nosotros. Podemos observar  en algunas zonas muy claramente la descomposición de la piedra en el karts.

bosque de castaños

Junto al bosque de castaños que es el que coloniza las tierras mejor situadas vemos también alcornoques, encinas, quejigos, pinos y hermosos nogales, mezclados con olivos en las lomas y frutales en las riberas de los ríos.

También observamos multitud de cuevas prehistóricas en nuestro recorrido que testimonian la presencia humana por estas tierras desde siempre.

La Serranía es un mundo aparte más allá de la leyenda que ronda en cada pueblo, en cada valle y en cada sierra. La Serranía es paisaje que guarda celosamente su riqueza, y es también historia viva de gentes que hacen de la silvicultura, agricultura, ganadería y comercio,  el milagro cotidiano de supervivencia.

Fotografías Pepe Valdés

El Manganillo en el Valle del Genal

https://axarquiaviva.wordpress.com

e-mail: axarquiaviva@hotmail.es

Anuncios

DSC09720

Este recorrido nos va a permitir conocer Sierra Tejeda en su vertiente más meridional y mediterránea y nos posibilitará alcanzar el techo de la provincia de Málaga, la Maroma una inmensa mole de granito de 2.065 m. de altura.  En este entorno se sitúa una de las zonas más ricas en cuanto a flora y fauna de la Axarquia, el Arroyo del Alcázar, de aguas mansas y claras.

poza

El recorrido comienza en el recinto del Cortijo “El Alcázar”, una zona recreativa y de acampada que se sitúa en un gigantesco cortado donde fluye el agua mansamente entre el matorral de ribera entre una gran cantidad de tajos  y cortados de gran belleza.

Se accede mediante una pista forestal que nace en la margen izquierda de la carretera de Alcaucín, justo antes de la llegada al pueblo.

Este carril discurre por la falda de Sierra Tejeda, sirviendo de límite entre el pinar de la Sierra y el matorral de laderas abajo. La panorámica nos ofrece el paisaje rural de la alta Axarquía. Tras una cerrada donde se sitúa un pequeño mirador podemos admirar el perfil del rostro del Indio Tejeda.

Alcázar1

Recorridos unos 3,5 kms. en coche todavía, llegamos a un primer asentamiento que se sitúa justo con el encuentro del arroyo del Alcazar. Esta zona se encuentra situa da bajo un pinar y está acondicionada con fuentes, cocinas, servicios y unas pequeñas pozas situados en el arroyo, que ofrecen la posibilidad de bañarse.

El camino continúa ascedentemente y nos llevará a la segunda zona de asentamiento, comúnmente conocida como Cortijo del Alcázar . Este lugar está mejor acondicionado que el anterior, contando con servicios, cocinas, fuentes etc. Es posible acampar con permiso del lARA.

Fuente El Alcázar

Desde este último emplazamiento comienza el itinerario a pie que nos conducirá a la Maroma. El recorrido es muy duro y se emplean unas cinco horas. La vereda comienza en la zona superior del recinto, justamente pegada a la acequia. En un principio la senda cogerá la pista forestal, por donde continuaremos unos 250 m. hasta volver a encontrar la senda en la margen derecha. Continuando por la misma pasaremos por una fuente, y después llegaremos a La Cerca con ruinas de unas antiguas viviendas semicavernícolas de antiguos pastores.

rio Alcázar

Situados en el arroyo El Alcázar, podremos encontrar una rica variedad de especies de ribera como chopos, zarzamoras, juncos, helechos, rosas silvestres, yerbabuenas, adelfas, etc., así como el bancal de pino negral de repoblación situado a rebujo del cortafuegos.

insecto

La vegetación más característica es el pinar, que en este caso es de tipo carrasco y de repoblación. Conforme ascendemos son frecuentes los chopos, cedros, encinas, cipreses, y especies arbustivas como cornicabras, tojos, jaguarzos, jaras, hiedras,  etc., y herbáceas como los tomillos, romeros, palmitos, torbiscos, etc.

Mariposa

La senda acaba en el mismo arroyo de La Cerca , pero si subimos al pequeño collado izquierdo, justo por encima de un bancal de pino negral a unos 100 m., nos encontraremos un cortafuegos, que seguiremos su recorrido hasta su final, la Loma de las Víboras a 1.300 m. de altitud.

Durante toda la ascensión por el cortafuegos y pasada la Loma de las Víboras, conforme nos vamos acercando a los Senos de la Tejeda, los pinos van desapareciendo para dar paso a especies de talla arbustiva como el enebro, la sabina, el majuelo, y si hay suerte encontraremos algún ejemplar de tejo, que actualmente se encuentra en franca regresión, a pesar de que en otros tiempos abundara tanto como para dar nombre a la sierra.

Bodegón silvestre

Donde acaba el cortafuegos, veremos que finaliza una pista forestal que continua por una vereda con recorrido en zigzag hasta los dos picos gemelos o los Senos de la Tejeda donde la vereda se pierde y el recorrido es campo a través y ya divisaremos la Loma de la Maroma.

Vista de la Maroma

Con suerte durante el recorrido y si acudimos temprano y estamos en silencio, podemos contemplar algún ejemplar de cabra montés tan abundantes por estos parajes.

plano de la ruta

plano de la ruta

…Continuará

Comienza el programa de actividades para este otoño del Club Senderista El Manganillo.

Este domingo estuvimos en la Sierra de las Nieves junto al refugio de Juanar y recorrimos el sendero circular del Pozuelo. El recorrido es bellísimo con unas vistas espectaculares de la Sierra. Atravesamos un pequeño bosque de pinsapos al culminar una encina centenaria para llegar al pico más alto y luego bajar hasta el comienzo atravesando una alameda de castaños y chopos.

La ruta se inicia unos 200 mts antes de llegar al parador de Ojén y se ve perfectamente desde la carretera pero tendremos que dejar el auto en la entrada del parador junto al bosque de castaños por donde bajaremos después al final del recorrido. Lee el resto de esta entrada »