Home

Antonio Hidalgo y su obra

Hay artistas en los que se hace innecesario bajar la mirada hasta reconocer la firma en su obra, y éste es el caso de Antonio Hidalgo: su pintura es absolutamente inconfundible, su creatividad admirable y su sello personal inigualable. Los personajes fijados en el lienzo poseen una extraña naturaleza que conecta  enseguida con el espectador, y nos sumerge en ese particular mundo hidalguiano.

Antonio Hidalgo en un collage con sus obras

Hidalgo deforma la realidad habitual, hasta convertirla en una parodia verdadera, en una escena que, en un principio, puede mover a la risa por las pequeñas figuras “muñecos mezcla de dioses y divinidades”, pero que en una reflexión más profunda resulta el verdadero ambiente en el que nos movemos cada día, criticando la sociedad de consumo a la que esos hombres, mitad dioses mitad monigotes veneran o representan estampas costumbristas, más propias de otras épocas, que de la actualidad, aunque la versatilidad de las escenas les confiera perennidad en el tiempo.

Pinceladas de auténtica precisión otorgan al cuadro una textura homogénea, fruto del dominio de los recursos técnicos, que maneja a su antojo. El color que imprime en sus creaciones es siempre un elemento más dentro de esa amplia gama de recursos de los que se vale para estructurar la escena.

Su gracilidad de compostura les hace etéreos en el conjunto y minucioso, casi eternos, en los detalles. Figuras y entornos se unen en una auténtica fusión nuclear pictórica; una unión, desde luego, muy particular que sólo Antonio Hidalgo sabe mostrar con la destreza propia de quién sabe lo que quiere pintar y lo consigue.

Una de las características de la pintura, de esa identidad hidalguiana, es el sentido del humor. Queda patente en la forma de mostrar el mundo aparente en el que nos desenvolvemos; siempre explotando al máximo de sus posibilidades, con esos personajes que miran de frente, invitando a entrar y formar parte del espectáculo grotesco y circense que forman.

Un paisaje idealizado, una realidad esperpéntica pero habitual y unos muñecos entrañables son los elementos de que se vale Antonio Hidalgo para mostrarnos, cual ilustración cómica de viñeta, una cotidianeidad sin disimulos, que primero nos provoca la risa y más tarde nos hace reflexionar sobre la autenticidad de lo que sobre el lienzo se representa.

El arte de Antonio Hidalgo es fundamentalmente festivo. Su extensa carrera expositiva, iniciada en 1971 en su ciudad natal y con más de medio centenar de exposiciones individuales, ha estado siempre caracterizada por desarrollarse en torno a una obra muy lúdica. Pero en cada nueva exposición Hidalgo nos vuelve a sorprender, como si fuera la primera vez que nos acercamos a su trabajo, la magia imponente de sus escenas y su personalísimo acento.

Artista de dibujo premeditadamente ingenuo, nada virtuosista pero muy efectivo, en todas sus piezas prima la inteligencia, pues si Antonio Hidalgo es un creador que pinta desde la imaginación, con una ironía y un sarcasmo de primera magnitud, siempre lo hace desde una cuidada intencionalidad satírica y una sensibilidad indiscutiblemente postmoderna. Su obra resulta todo un festival de imaginación, donde conviven elementos de muy diversa índole.

La imaginación es, por tanto, el territorio por el que circulan las ideas pictóricas de Antonio Hidalgo, quien convierte sus composiciones en ámbitos repletos de magia: paisajes de un colorido violáceo, que rebosan belleza y lirismo, junto a fantásticas escenas que acogen unos personajes fácilmente reconocibles.

Cada una de sus obras narra una acción determinada no trasladable a otro ámbito que no sea la propia superficie de la tela, pues sus cuadros son una suerte de instantánea mágica de su propia imaginación. En ese proceso de revelado que supone transformar lo imaginado en pura forma pictórica, es donde las ocurrencias fantásticas y la calidad de las composiciones se hacen patentes.

Reseña biográfica

Antonio Hidalgo Serralvo nace en Vélez Málaga, en el número 23 de la calle Pozos Dulces el 3 de febrero de 1954, realizando los estudios primarios en la escuela del Reñidero. Desde su más tierna infancia recuerda como copiaba tebeos y modelaba con alquitrán blando y barro de los tejares más cercanos al barrio del Pilar.

Recreaba todos los juguetes, utensilios caseros, herramientas de labranza, y todo aquello que le llamaba la atención: carritos de bueyes, cabras, caballitos de feria, coches, trenes, barquitas de pescadores, etc. Fue de gran trascendencia para su futuro, el regalo que sus padres le hicieron a la edad de 12 años: se trataba de una cajita de colores al óleo, descubriendo así una aventura lúdica y de realización personal.

Conoce al pintor Evaristo Guerra, que le invita a su estudio que por entonces tenía en el barrio de la Villa en Vélez Málaga, y con sus buenos consejos empezó a realizar bodegones al natural y calles típicas del lugar. Trabajó de aprendiz de carpintero y de pintor industrial. Realiza varios cursos de dibujo artístico, estudia grabado calcográfico en la Fundación Rodríguez Acosta en Granada; asiste al curso de grabado realizado por Francisco Aguilar en los cursos de la Universidad de la Axarquía; participa en un curso de grabado impartido por el maestro Óscar Manesi.

Posteriormente conoce a los pintores Paco Hernández y a los artistas de su generación Gallardo, Valdés, Casamayor, Jurado Lorca, Bonilla, Lope, Belda, Lobato, Paco Martín. Reside en Barcelona y Madrid en su juventud, en la década de los 90 viaja por Europa, para tomar contacto con las tendencias de la pintura actual. Más tarde se traslada a Vélez Málaga donde reside actualmente con su familia.

Desde su lugar de residencia prepara exposiciones y todo tipo de trabajos, decorando carrozas para carnavales y cabalgatas de Reyes Magos, diseñando en varias ediciones los escenarios para los mencionados carnavales, y ha realizado alrededor de unos 20 carteles con motivo de eventos folklóricos en Vélez Málaga y su Comarca.

De espíritu inquieto y en su búsqueda constante de nuevas formas de expresión, ha realizado en los últimos tiempos diversas figuras en poliester y esculturas tan conocidas, como la Menina situada en la entrada del Teatro del Carmen de Vélez-Málaga.

e-mail: ahserralvo@hotmail.com


Premios obtenidos:

1969 1º Premio Local de Pintura al aire Libre. Vélez Málaga.

1971 Medalla Exposición Nacional Sala Pueblo. Madrid. Mención de Honor Premio Rioja de Pintura.

1972 Mención de Honor Exposición Provincial. Málaga; Medalla certamen Internacional de Pintura Rápida.

Calella. Barcelona.

1982 Accésit VI Certamen Ciudad Onteniente. Valencia.

1985 Accésit bienal Sevilla – 85; Accésit Bienal Internacional Marbella.

1988 Premio I encuentro de Pintura Joven. Caja A. De Antequera Málaga.

1992 Mención de Honor Bienal de Marbella. Málaga.

1994 2º Premio Real Club Mediterráneo. Málaga. 1º Premio Bacardí. Málaga.

1997 1º Accésit Arte Mínimo. León.

https://axarquiaviva.wordpress.com

axarquiaviva@hotmail.es

Para acceder a las exposiciones realizadas, obras en museos, pulsad en la línea situada debajo y veréis el resto de la entrada.

Lee el resto de esta entrada »

La concejala de Cultura y Patrimonio, presentó la 1ª Edición del premio de pintura contemporánea “Ciudad de Vélez-Málaga”, que se pretende sea de carácter anual, y que persigue “propiciar un acercamiento de la materialidad creativa -novedosa y moderna- de lo que se está realizando y produciendo dentro y fuera de la Axarquía malagueña, huyendo de endogamias y abriéndose a la actualidad, yendo más allá del límite y la convención estética.”   Existe absoluta libertad en las obras en cuanto a temática, materiales empleados, técnica, etc.

Agua. Juan Manuel Hurtado Barba

Acrílico sobre lienzo 100×100

Minas de Rio Tinto

Francisco Carrillo Rodríguez

Acrílico sobre lienzo 73×100

Zona H

Lope Martínez Alario

Mixta sobre lienzo 83×83

Escalera inalcanzable

José Luis Ceña Ruiz

Oleo sobre lienzo 80×100

Agresión al paisaje

Antonio Cantero Tapia

Óleo sobre madera 75×100

Paisaje mecánico

José Antonio Vertedor Romero

Mixta sobre lienzo 82×81


El destino

Verónica Romero

Acrílico sobre lienzo 80×80

Paco Hernández 1«Si pintas siempre lo mismo es un aburrimiento. Estás muerto… y tu obra también. El arte es una rebeldía absoluta, provocarte a ti mismo. Caer en un abismo y resurgir con aires renovados».

Galería María Soto (Torre del Mar)

Galería María Soto (Torre del Mar)

«La pintura es saltar al vacío, pero no sin red. Hay que tener formación, aunque no una formación académica, sino de la gloriosa tradición de la historia de la pintura». Y esta referencia la hemos encontrado en la nueva exposición de Paco Hernández celebrada en la galería Maria Soto de Torre del Mar, una ruptura con su obra anterior que se basa en el protagonismo del color con tintas planas y colores intensos y brillantes.

Paco Hernández 3

«Creo que estas obras son un fiel reflejo de mi estado anímico y mi optimismo frente al porvenir; por eso hay jóvenes que se identifican mucho con mi obra, ninguno se siente extrañado de este tipo de mensaje y de esta estética». Hernández nos presenta una colección de 16 obras que representan la evolución del Maestro en estos últimos dos años,  hacia un nuevo lenguaje y una nueva estética, ahondando y desarrollando los temas  que han sido una constante en su obra anterior.

Paco Hernández 5«El color surge como una llamarada y tú humildemente te dejas arrastrar por él, el resultado final no es casual, sino que es la consecuencia de un proceso intelectual equilibrado que pretende ser «armónico y sorpresivo».

Ahora su paleta se ha revitalizado con azules, verdes, amarillos y malvas, casi puros, con tonalidades intensas que destacan sobre fondo oscuro, y que confieren a la obra un gran impacto visual.

Paco Hernández 6«Creo que estos colores estaban enterrados en mi interior y ahora se han despertado con fiereza»

La colección forma parte de un proyecto más ambicioso que congregará unas cincuenta obras  que  expondrá en Junio de este año en la sede del Museo del Patrimonio Nacional.

Paco Hernández 7«Me motiva enfrentarme al lienzo, es un reto».

Paco Hernández 9

“El artista no debe tener nada prefijado sino que debe ser espontáneo y dejarse llevar por los impulsos”.

Paco Hernández 10

“Un nuevo amanecer, un nuevo despertar porque es importante mantener el alma joven contra la cotidianidad, los malos augurios, el fracaso y la muerte”.

Paco Hernández 12

Queremos agradecer a María Soto la amabilidad que tuvo en todo momento y las facilidades que nos dió en la visita de la exposicíon.

Serie “Aurora”   de  Paco Hernández