Home

El carguero portacontenedores K Wave encalló en la madrugada del pasado día 15 de febrero,  frente a las  playas de Almayate,  a la altura del campig, como consecuencia del temporal que ha azotado la costa malagueña. El suceso se ha producido en torno a las 5 de la mañana, según fuentes de Salvamento Marítimo.

El buque, con bandera británica, pertenece a un armador alemán y había partido de Algeciras en dirección a Valencia. Cuando se encontraba a la altura de Rincón de la Victoria tuvo un fallo en el sistema de propulsión, que le impidió mantener el rumbo. El fuerte oleaje lo arrastró al litoral, quedándose encallado a unos cincuenta metros de la orilla.

El K Wave cuenta a con 13 tripulantes a bordo, los cuales se encuentran en buen estado, y una carga de a bordo de 274 contenedores y no presenta ningún daño en  la estructura de la embarcación ni tampoco en su cargamento, en el que figuraban cinco contenedores con mercancía peligrosa,  como cloro y carbón en polvo.

El mercante tiene 133 metros de eslora, 19 de manga, 7,8 de calado y 12.400 toneladas de peso, sin contar la carga. Se desconocen las causas del accidente, pero que habrá que averiguar ahora las razones por las cuales fallaron todos los sistemas de alarma con los que van equipados este tipo de buques y que avisan cuando se produce un cambio de rumbo, o cuando la nave se acerca más de lo debido a la costa.

Salvamento Marítimo acudió al rescate con el helicóptero Hellmer 207 y las embarcaciones Salvamar El Punal y Sar Mastelero, y un equipo de efectivos compuesto por buzos de las bases de Sevilla y Cartagena. Los técnicos de la Capitanía Marítima solicitaron el plan de reflotamiento a su armador, que contará con el auxilio del remolcador Clara Campoamor. Como medida provisional, se puso en liza al Ursus, que logró estabilizar la máquina.

Los trabajos de rescate se iniciaron sobre las 13.30 horas, y el Ursus’ tadó dos horas y 15 minutos en lograr que el K Wave, con la ayuda de su propia propulsión, pudiera comenzar a navegar. A las 15.45 horas  el mercante lograba salir del banco de arena. Felizmente la operación fue un éxito, poniendo rumbo al puerto de Málaga, remolcado por el Ursus y escoltado por el remolcador Clara Campoamor, para ser sometido a una nueva inspección que permita descartar cualquier problema estructural que pueda poner en peligro a la tripulación y a la carga, antes de que pueda continuar su ruta.

Fotografías Pepe Valdés

Nocturnas de Serafín Montoya

Anuncios

Novena edición del Belén viviente de Almayate, representado en el patio exterior del colegio Paniagua de la pedanía de Vélez-Málaga, con un gran éxito de público, como ya viene siendo habitual.

Y es que lo que comenzó siendo una manera de recaudar fondos para el arreglo de la parroquia, se ha convertido con el paso del tiempo, en una de las citas más esperadas del calendario navideño de la Comarca de la Axarquía, en visita obligada para vecinos y forasteros.

Año tras año, familias enteras, empresas, colectivos, agrupaciones y profesionales de distintos sectores se dan cita para hacer realidad la puesta en escena de la representación, y colaboran desinteresadamente para conseguir una importante producción, en la que se cuidan hasta los más mínimos detalles.

En la puesta en escena del nacimiento de Jesús,  en la que intervienen más de 150 personajes vestidos de la época, 20 técnicos de iluminación y sonido, con más de 60 personas de “staff” ó apoyo, decenas de animales, y numerosos decorados que recrean la ciudad del Belén y su vida cotidiana, en un gran escenario de 2.700 mts cuadrados.

En el belén se escenifican doce capítulos de la vida de Jesús, desde la anunciación del Arcángel San Gabriel, hasta la huida a Egipto de José, María y el Niño Dios, con dos representaciones una diurna y otra nocturna; y ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Provincial.

Como podéis ver, los actores recrean la vida del pueblo de Belén y representan profesiones de la época pero adaptadas a nuestra tradiciones propias, podemos ver las mujeres lavando en el río como antaño.

Todos los años se renueva parte del vestuario y se incorporan nuevos elementos que lo hacen más realista.

Aquí podemos observar con más detalle las mujeres lavando en el río con el agua circulando de verdad por su cauce entre plantas de ribera.

Esta otra mujer haciendo punto, otras tejiendo la lana.

El panadero haciendo el pan real en su horno de leña.

Una madre yendo a comprar frutas y verduras al mercado con su pequeño en brazos.

Borriquillos cargados de mercancias yendo de un sitio a otro, de puesto en puesto del mercado.

Todo para recrear aquel acontecimiento histórico, lo más real posible y que sea agradable y ameno para el público que lo contempla.

Los donativos que se recauden en la entrada del centro educativo durante esta novena edición y por segundo año consecutivo, irán destinados a la Asociación de Niños con Necesidades Especiales (ANNE) de la Axarquía.

Legiones romanas patrullando por todo el escenario.

Tanto a pie como a caballo con sus carruajes.

Acto de la llegada a Belén de José y María, observad al fondo donde se coloca el público para asistir a la representación.

Momento de la ofrenda de los pastores en el pesebre bajo la atenta mirada de los angelitos.

La llegada de los Reyes Magos de Oriente escoltados por una estrella.

La ofrenda de los Reyes Magos de Oriente en el portal de Belén.

La huida a Egipto, último acto, con el que concluye la representación teatral, y los actores desfilan ante el público, agradeciéndoles su asistencia, y esperando verlos nuevamente el año que viene. Así lo esperamos.

Fotografías Pepe Valdés

axarquiaviva@hotmail.es