Home

El Toro Bravo

04/12/2010

Viajamos hasta Trigueros en Huelva para visitar la prestigiosa ganadería de reses bravas de Los Millares, acompañando a la peña taurina El Fandi.

Más de un centenar de personas participamos en la visita de este santuario dedicado al toro bravo. Nada más llegar a la finca, los empleados muy amables y atentos nos repartieron en tres bateas adosadas a sendos tractores y fuimos recorriendo lentamente desde nuestra posición de privilegio los cercados y vallados donde se cría el toro.

Los animales al principio un poco extrañados de ver tanta gente, pero al cabo de un rato se acercaban sin temor pues con estos mismos tractores reparten la comida a los animales todos los días.

La explotación contempla unas mil cabezas de ganado con treinta y dos personas a su cuidado.

Aquí tenéis una de las zonas de pastos con las encinas que se reparten a lo largo de toda la finca.

Otro elemento que no puede faltar es el agua, multitud de abrevaderos y pequeños lagos donde se bañan y refrescan las manadas.

Esta es una de las zonas de cría y establo de vacas y becerros jóvenes. No podemos acercarnos demasiado pues las madres pueden ser muy agresivas.

Fijaros en la cabeza tan impresionante que tiene esta vaquilla y es todavía muy joven.

Estamos ya en la zona de los machos ya separados que serán los que den prestigio a la ganadería en otras tardes de gloria.

También el caballo tiene su sitio de privilegio, es más un complemento y compañero infatigable en la dehesa.

Tras la visita a la finca se organizó una pequeña capea en la que participaron dos de alumnos de la escuela taurina de Málaga y Celia que también se animó.

Celia tiene catorce años y muchas ganas de ser torera. Al menos ilusión no le falta, le deseamos mucha suerte al igual que sus compañeros de la escuela taurina.

Durante la comida campestre un músico en directo estuvo amenizando toda la tarde y poco a poco la gente fue entonándose y algunos hasta se arrancaron a cantar y bailar…

Se hizo entrega de una placa conmemorativa al Mayoral de Los Millares en señal de agradecimiento por parte de la Peña el Fandi.

FOTOGRAFÍAS  Pepe Valdés

axarquiaviva@hotmail.es


Con motivo de la Real Feria de San Miguel 2010, en Vélez-Málaga, se lidiaron cinco erales y un añojo de la prestigiosa ganadería de Manuel Ángel Millares, para los novilleros alumnos de la Escuela Taurina de la Diputación de Málaga.

La corrida fue organizada por la Peña taurina Veleña “El Fandi” y contó con la presencia de los alumnos Luis Rivera,  Curro Márquez,  Antonio Santana, Manuel Santiago, Fernando Rey,   y José Antonio Lavado “El Benamocarra”.

Un ambiente extraordinario y la plaza abarrotada de público para ver a los futuros toreros y especialmente al jovencísimo novillero axárquico José Antonio Lavado con tan sólo 14 años.

En esta instantánea los vemos flanqueado por Paco Vaquero y Bienve Ferrer, momentos antes de que comenzara el festejo.

También se homenajearon a diversas personas por su colaboración y patrocinio en la realización del evento.

Momentos antes del comienzo de la corrida los alumnos se concentran y se ejercitan con los capotes.

José Antonio Lavado atendiendo a los aficionados que lo aclamaban dede los tendidos, al fondo uno de los profesores de la Escuela Taurina.

Otro de los profesores haciendo un quite en el tercio de banderillas.

Un impecable par de banderillas ejecutado por otro de los maestros de la Escuela

Este otro ejecutado con gran valentía por uno de los alumnos de la escuela que se lució en la suerte y fue muy aplaudido por el público en varios de los quites.

El primero de los novillos correspondió a Luis Rivera que desde un primer momento se ganó al público por su arrojo y buen hacer con la muleta.

Le tocó en suerte un novillo con gran trapío que fue mejorando con la muleta. Muy concentrado en la faena, no quiso perder la ocasión de mostrarnos lo mejor de su arte.

Tuvo instantes de gran belleza plástica en su faena y poco a poco fue acomodándose con el toro hasta conseguir el aplauso unánime de los aficionados.

Tanto quiso arrimarse que al final tuvo una cogida sin mayores consecuencias, el público se lo premió con una gran ovación cuando se incorporó a la lidia.

Aquí podemos ver la rabia con la que entró a matar al novillo tras el susto de la cogida, sabiendo que no podía fallar con la espada.

Una certera estocada corroboró la excelente faena del novillero que fue premiado con dos orejas ante el delirio del público asistente, la tarde no podía comenzar mejor.

El segundo novillo correspondió a Curro Marquez, muy torero en su contienda con el astado, con oficio y valor, adornándose con desplantes en el momento justo.

Lástima que la espada enturbiara su faena que fue muy aplaudida por el público presente.

Novillero Antonio Santana, dos orejas.

Novillero Manuel Santiago, oreja.

Novillero Fernando Rey, dos orejas

 

 

Novillero José Antonio Lavado, nuestro paisano “el Benamocarra”, dos orejas y rabo.

 

 

Fotografías Pepe Valdés

Continuará…(en construcción)

axarquiaviva@hotmail.es