Home

Nos acercamos hoy a Salares, con la excusa de la celebración del X Festival Arábico Andalusí, celebrado el pasado mes de Septiembre, en este bellísimo pueblo de la Comarca malagueña de la Axarquía.

Los romanos la llamaron Salaria Bastitanorum, de donde se deriva su actual nombre. Se cree que pudo ser asentamiento de fenicios, griegos y cartagineses, aunque los restos arqueológicos de mayor importancia, hallados en su término, sean de la presencia romana. Pasó después a manos visigodas hasta la invasión musulmana, y posteriormente, en 1487, a manos cristianas, entregándose a los Reyes Católicos al mismo tiempo que las poblaciones vecinas de la Axarquía.

La población se extiende al sur de la Sierra Almijara, a 579 m sobre el nivel del mar. En la parte central un barranco flanquean los Cerros de Cuascuadra, Guzman y Peñas Blancas. Riegan el temino municipal el rio de Salares y el arroyo Tazones que favorecen el cultivo de frutales, citricos, leguminosas y viñedos. Casi toda la cosecha de las viñas se dedica a producción vinícola. Se recolecta una variedad de uva negra, la famosa rome, de racimos apretados que  en estas tierras da un vino excelente, con  un sabor muy peculiar y distinto a los demás.

Sobre el nucleo urbano destaca la torre alminar de la iglesia de Santa Ana, de estilo mudéjar y planta cuadrada. Data de los siglos XIII y XIV. La Iglesia actual se ubica sobre los restos de una mezquita a cuyo alminar se le agregó un cuerpo de campanas. Está levantado en fábrica de ladrillo rojo, con dos cuerpos y cuatro vanos rehundidos, con magníficos paños de sebka. La torre alminar fue declarada monumento histórico artistico nacional en 1979 y es una de las obras más bellas del arte almohade en la península.

A escasos metros de la iglesia puede verse la Casa Torreón, una joya de la arquitectura popular andalusí, que se conserva en perfecto estado, aunque todo el casco antiguo es un monumento en si mismo. El conjunto forma un conglomerado de calles estrechas y sinuosas, con grandes desniveles que le dan un aspecto de pueblo de  juguete, como si de un belén viviente se tratase, destacando la blancura de sus casas encaladas, como detenidas en el tiempo.

Las paredes de sus calles muestran un grosor de contundencia que abriga de los fríos invernales y aísla de los calores estivales. Las calles parecen derrumbarse hacia la parte baja sin ningún tipo de orden establecido, al capricho del terreno que es quien dibuja su estructura, y que aún conserva entre arcos y adarves, su esencia morisca.

Actuación del grupo de danza oriental Duendes de Oriente por las calles de Salares en el X Festival Arábe Andalusí 2010.

Fotografías Pepe Valdés

axarquiaviva@hotmail.es


 

II Zoco de Ballix

08/05/2010

Reportaje sobre la segunda edición del Zoco de Ballix


Reportaje fotográfico Pepe Valdés

axarquiaviva@hotmail.es

Cútar

El pueblo de Cútar está situado sobre una vertiente que dominan los cerros de Peña de Hierro y Cútar (585 m). La altitud sobre el nivel del mar es de 331 m. Dista 32 Km de Málaga y 16 de Vélez, por la carretera de Benamargosa. Completan el término municipal las pedanías de Salto del Negro y la Molina. El núcleo está dividido en cuatro barrios: el Alto, el Bajo, el de la Fuente y el de la Ermita.

Cútar 1

Del vocablo árabe Cautzar, que significa fuente del paraíso. La leyenda procede de lo que se convinió en llamar la batalla de la Axarquía, en la que las tropas de Mulay Hacen, infligieron un duro castigo a las tropas cristianas, dándoles un recital de valor y estrategia militar, amparados en el accidentado terreno de nuestra comarca.

Cútar 2

Restos hallados en el yacimiento de Peña de Hierro testimonian la existencia de asentamientos prehistóricos datados entre el neolítico y la edad del bronce. Numerosos objetos de corte, armas de caza y utensilios de uso cotidiano.

Cútar 3

Algunas crónicas, ya del periodo musulmán, hablan de la fortaleza de Hins Aqut, de la que fue señor Ibn Hamid, años 92 1-22. Y en 1772, el cura párroco contesta a un cuestionario, diciendo que en el pueblo hay quince telares de lienzo, vestigios de tres antiguas poblaciones y restos de un castillo en el cerro de Isnacútar.

Cartel Monfí

Cútar rememoró un año más su pasado andalusí, con la celebración de la VII Fiesta del Monfí ,  desplegando a lo largo de sus calles, aspectos tradicionales de la cultura morisca y nazarí , como recuerdo de aquellos moriscos rebeldes llamados monfíes el perseguido,que se resistían a ser expulsados de una tierra en la que habían habitado durante ocho siglos. A la vez de un segundo objetivo al promover un mayor conocimiento y recuperación de aquellas culturas ancestrales, en las que se basan muchas de las costumbres y tradiciones populares de hoy.

Monfí Bailarina

Se realizaron diversas actuaciones de música tradicional acompañados de bailes de danza oriental como el que reflejamos en las imágenes, salpicadas en distintas ubicaciones del pueblo.

Cútar Monfí bailarina

Se instalaron varias jaimas ambientadas el estilo andalusí con puestos de artesanía y productos de la tierra con degustaciones de pasas, vino del terreno y uvas en aguardiente, dulces,  mangos y aguacates. La gente andorreaba de aquí para allá, paseando por entre aquellas callejuelas estrechas, al fin y al cabo en dos pasos estabas en cualquier sitio.

Monfí payasos

Los peques estuvieron entretenidos casi a todas horas con los payasos que pululaban de aquí para allá, animando a la gente, además constantemente se organizaban cuentacuentos, y espectáculos teatrales, juegos de magia etc.

Monfí arquero

Como véis otra zona estaba habilitada para tiro con arco y se organizaban partidas simultáneas de ajedrez y juegos medievales de distintos tipos y paseos en burro que hicieron las delicias de los más intrépidos,

Monfí Alfarero

Un taller de alfarería también bastante concurrido y demostraciones de albañilería árabe (Alarife) con herramientas de la época.

Monfí magos

Ésta imágen corresponde al pasacalles mágico que los magos improvisaron en plena calle, mezclados entre el público y actuando entre la gente que se encontraban a su paso gastándoles bromas y hurtándoles el reloj o la cartera según viniera el caso.

Monfí cetrero 1

Tuve la suerte de recoger el momento que dieron suelta a las rapaces, fotografiando varios lances de recogida que se realizaron mezclados entre el público presente, mientras las aves sobrevolaban nuestras cabezas.

Monfí cetrero 2

Pero las aves estaban bastante nerviosas y no era muy prudente volarlas allí dada la cercanía del público, que tampoco parecía muy consciente del respeto que hay que tener con estas maravillas de la naturaleza y de sus atributos de caza.

águila

Por poneros un ejemplo de lo que decimos, fijaros en este ejemplar macho de águila imperial de 11 años de edad que era verdaderamente impresionante, con esa mirada imponente  y majestuosa.

lechuza

Y esta lechuza que hizo las delicias de los pequeños porque era muy cariñosa y dócil y al ser de corta edad, pesaba poco y los niños podían sostenerla fácilmente, así que no pararon de toquetearla, el plumaje era bellísimo. Ya pondremos más fotos.

Fotografías: Pepe Valdés

Continuaremos el post hablando del Corán hallado en Cútar y los manuscritos que se encontraron junto a él.

coran cútar

Os propongo un viaje en el tiempo subiendo hasta el alminar de San Juán, luego campanario cristiano hasta nuestros días,  que permanece casi intacto desde la época de explendor mozárabe.

Campanario de San Juán

El viaje tiene un cierto sentido nostálgico para mí porque la última vez que subí  allí yo apenas tenía once años y estuve toda la mañana  limpiando los excrementos de los palomos y primillas que siempre habitaron en la torre y especialmente en su campanario.

Cuentacuentos

La idea del cuentacuentos para explicar la historia de la iglesia, partió de los miembros de la Sociedad de Amigos de la cultura de Vélez-Málaga y contó con la inestimable puesta en escena de Antonio Manuel Peña caracterizado de monje que habitaba en las entrañas del alminar, y que abrió las puertas a unos asombrados chiquillos que esperaban asombrados en el exterior de la Iglesia de San Juán Bautista.

Cuentacuentos

Al principio los niños, sobre todo los más pequeños sintieron un poquillo de recelo, sobre todo por la forma en la que iba vestido el personaje, pero después entre todos, grandes y pequeños, pasamos un rato muy divertido escuchando las ocurrencias de la chiquillería a medida que se iban desgranando las historias.

Cuentacuentos

Después recogió el testigo José Carlos Fernández que continuó con el relato histórico de  los sucesos acontecidos a lo largo de la Historia, entre los muros de aquellas viejas paredes, los chavales mientras tanto no querían  perderse un segundo de la narración.

DSC06492a

Fijaros en esta imágen lo metido en su papel que estaba Antonio Manuel y lo bien ambientado que estaba en este rincón de la Iglesia.

Y ya sin más dilación acompañadnos al campanario y visitemos sus estancias a mediada que ascendemos los distintos pisos que la componen.

Escalera de subida al campanario

Las escaleras como podéis observar permanecen casi intactas desde la época musulmana y el asceso aunque bastante estrecho es seguro y está en buenas condiciones, aunque muy oscuro debido a que se cegaron paulatinamente las ventanas a medida que dejaron de cumplir la función primordial para la que fueron concebidos que eran principalmente la de convocar a los fieles al culto y la oración y la de servir de vigilancia en caso de peligro.

Tragaluz del arquero

Como ejemplo de lo que decimos, podemos observar tres huecos claramente en la imágen, que corresponderían a la posición en la que se situaría un arquero que apoyaría la pierna derecha en el primer boquete, la rodilla izquierda en el segundo y el codo izquierdo en el tercero, para sostener el arco y apuntar cómodamente hasta alcanzar con su disparo la entrada de la puerta Real de la Villa, que se sitúa en línea recta a escasos cuarenta metros y que no erraría a buen seguro el disparo sin ser visto desde el exterior.

La sala del reloj

Este piso corresponde ya a la sala del reloj de San Juán. Observad los contrapesos y las poleas que sostienen el engranaje mecánico, los restos del cristal de la esfera y antiguas agujas sobre el banco de piedra donde se sentaban los guardianes de la torre.

El reloj de San Juán

Y como no, la esfera del reloj tomada desde el interior de la torre, una imágenes que creo no han sido vistas hasta ahora, y que nos llena de satisfacción ofrecerosla en exclusiva en nuestra web.

Campana y al fondo Santamaría

Y ya allí en lo alto pudimos hacernos una idea de como era la ciudad medieval, con la torre en el centro de un gran triángulo conformado por la Iglesia de Santa María, La Fortaleza y la ermita del Cerro de San Cristobal.

Ermita del Cerro de San Cristobal

Las vistas desde el alféizar del campanario precisan de pocos comentarios y espero que os gusten. Aquí observamos como se distribuye el arroyo de San Francisco y la Molineta hasta alcanzar la subida a la ermita.

La Fortaleza

En esta otra imagen los restos de la vieja muralla, con la Fortaleza y la torre del homenaje ya restaurada divisando toda la Vega del rio Vélez  y que confomaban junto a sus hermanas de Comares y Bentomiz la defensa de todo el valle hasta el Mediterráneo.

Santamaría y el barrio de la Villa

Y ya por último la iglesia de Santa María de La Encarnación y el barrio morisco de la Villa, Sierra Tejeda al fondo con el Boquete de Zafarraya, camino natural de entrada al Reino de Granada.

Sólo nos queda felicitar a la Sociedad de Amigos de la Cultura de Vélez-Málaga por la feliz iniciativa y especialmente al párroco de San Juán, Francisco Sánchez sin cuya buena disposición no hubiese sido posible la realización de este reportaje.

Desde nuestra plataforma cultural seguiremos apoyando cualquier actividad que ayude a la defensa y difusión de nuestro patrimonio histórico.

Reportaje y fotografías:

Pepe Valdés

axarquiaviva@hotmail.es

El Zoco de Ballix

10/05/2009

zoco“ballix”  término de orígen árabe que significa  “roca” o “fortaleza”

El barrio de la Villa de Vélez-Málaga se vistió de gala para acoger  el primer zoco medieval andalusí, una recreación de su orígen morisco de antaño, espíritu que aún perdura entre sus callejuelas estrechas y empinadas y en su propia arquitectura.

La Villa

El barrio morisco de la Villa, paño de la muralla, la Iglesia de Santamaría, y los restos de la antigua fortaleza árabe con la torre del homenaje al fondo.

Ascendiendo desde la Plaza de San Juán por la Calle Real de la Villa hasta la Iglesia de Santamaría y de allí a la Fortaleza parecimos retroceder en el tiempo a la época de la dominación musulmana. A sus moradores se les veía contentos, orgullosos de volver a ser de nuevo los protagonistas de una historia que no fuese la del abandono y el olvido de tiempos pasados.

Foto de José M. Blanco

Paño de la Muralla en la Puerta Real. Foto de José M. Blanco

Se dispusieron más de medio centenar de puestos de artesanía tradicional con jaimas mostrando la riqueza gastronómica andalusí, juegos de la época, talleres y espectáculos de danza oriental, de cerámica, forja y un sinfin de actividades lúdicas tanto para pequeños como adultos.

zocoY hemos de decir que la iniciativa del Zoco en esta privilegiada ubicación fue un acierto en todos los sentidos. Vimos una peregrinación constante de familias veleñas con críos, gentes venidas de todos los pueblos de la Axarquía, foráneos y turistas, y todos  dispuestos a disfrutar de un puente tan apetecible.MúsicosMúsicos callejeros y multitud de personas ataviadas con trajes típicos de la época se dieron cita a lo largo del recorrido dando un toque festivo a las calles y haciendo más ameno el recorrido hasta llegar a la explanada de la fortaleza, donde se dispuso un gran escenario con actuaciones y actividades durante todo el día y especialmente acondicionado para los espectáculos musicales de la noche.

El herrero

Los puestos de artesanía estuvieron constantemente visitados por una nube de curiosos que no dejaron de observar atentamente el trabajo de cada uno de los artesanos, como en este caso de este herrero.

el herrero y su obra

En el escenario de la fortaleza tuvimos danza con el grupo Duendes de Oriente, actuaciones de danza árabe a cargo de Saidi Berchan, un concierto de rock andaluz con la presencia de Sin Rencor y Capitán Morgan que abarrotaron la explanada la noche del viernes.

El escenario de la fortaleza

La noche del sábado estuvo dedicada a la orquesta Chekara y los nuevos flamencos que nos ofrecieron un espectáculo de fusión de música y danza árabe y flamenco vibrante, que es el momento que reflejan estas imágenes.

flamenco en homenaje al niño de Vélez

Posteriormente se dio paso a un merecido homenaje a la figura de José Beltrán “El niño Vélez” recientemente fallecido, una gran persona muy querida no solo por parte de la familia flamenca, sino por todos los que tuvimos la suerte de conocerlo como un gran artista que fue, y además por ser una bellísima persona que nos hizo disfrutar de su magisterio flamenco, siempre aderezado con sus anécdotas y chistes entre copla y copla.arlequín y su espectáculo de fuego

La noche acabó con una actuación de Arlequín y su espectáculo de fuego. Solo nos queda felicitar a los organizadores del evento por el éxito de esta iniciativa, especialmente a Javier Cabello, Carmen García y al nutrido grupo de voluntarios que se involucraron en esta magnífica idea, y que esto sea el comienzo para revitalizar y poner en valor esta parte tan importante de nuestra historia y de nuestro patrimonio.

Nocturno

Fotografías Pepe Valdés

Gálvez

En el pueblo axárquico de Macharaviaya, el prócer del lugar don José de Gálvez y Gallardo, ministro de Carlos III, creó en el año de 1776 una Real Fábrica de Naipes cuyo objetivo comercial era el consumo de las colonias americanas, y que sobrevivió htasta el año de 1815.

Macharaviaya, por aquel entonces, era uno de los pueblos de la Axarquía con peores comunicaciones con la capital de la provincia, con escasa mano de obra y con poca experiencia en el trabajo manufacturero.

galvez

Bernardo de Galvez

Desde el primer momento en que José de Gálvez es nombrado Ministro de Indias, concibe la idea de crear en su pueblo natal una fábrica de naipes con una producción que sería destinada, en exclusividad, a las colonias americanas. Y sin llevar a cabo un estudio previo, como hubiese sido recomendable, sobre la idoneidad de poner en marcha una empresa de tal calibre en un lugar tan concreto y con claras limitaciones para esta actividad industrial, impulsa el proyecto, animado, principalmente, por la perspectiva de la creación de puestos de trabajo y de mejoramiento del nivel de vida del lugar.

Plancha de Naipes antes de cortar

Original de uno de los modelos de Naipes

Macharaviaya, para llevar a cabo la empresa, tenía en contra, al menos, inconvenientes tales como que la mayoria de sus naturales eran jornaleros del campo, y, por tanto, sin preparación alguna para la nueva actividad económica; la escasa población de Macharaviaya (en aquel momento solamente contaba con 68 vecinos); las pésimas comunicaciones con Málaga para el envío a América de los naipes por su puerto, así como la escasez de materia prima (madera y papel) en las inmediaciones.

Sin atender a estos inconvenientes, y animado por el convencimiento de los beneficios económicos para su pueblo natal, el 12 dc agosto de 1776 una Real Cédula aprobaba el establecimiento de la fábrica de naipes.

Naipes

Fue nombrado director de la misma Félix Solesio, natural de Labrada, población de la provincia de Avila, a quien el Estado le firmó un contrato por diez año, en el que el tal se comprometía a costear con capital propio los gastos de maquinaria, la mano de obra y el local donde se estableciera la fábrica, a cambio de que la Corona se hiciera cargo de toda la producción.

Las clases o tipos de naipes eran abundantes. Según el grueso del papel, de una, dos o tres hojas. Según el revés del naipe, podían ser blancos o con dibujos, y estos últimos en rojo, negro o azules, y con cuadros, estrellas, conchas…

Fabrica de Naipes de Macharaviaya

La antigua Fábrica de Naipes

Según Aurora Gámez Amián, el grave problema económico que sufrió la Real Fábrica no fue el elevado coste de las barajas “las más caras de España” sino las dificultades insalvables inherentes a las pocas ventas reales en relación con las estimaciones y previsiones efectuadas.

Hubo un gran desconocimiento del mercado, defectos varios en la elaboración dcl naipe, elevados precios en las ventas, acumulación de existencias invendibles… Y. ante la falta de beneficios un Real Decreto de 6 de octubre de 1791 produce el cierre de la fábrica.

José Galvez

José de Galvez Marqués de Sonora y Ministro de las Indias con Carlos III

Un año más tarde se reabre con una nueva contrata, con nuevas condiciones. En 1800 Félix Solecio se halla arruinado. Y tras su muerte, acaecida en 1868, todo sus bienes se comprueban hipotecados.

La entrada de los franceses en Málaga desarticuló lo poco que quedaba de la fábrica de naipes, y, al final, el establecimientlo fue vendido en pública subasta por 60.000 reales.

Matias Gálvez

Matías Gálvez Virrey de Méjico

Pero para los habitantes del lugar, la industria del naipe supuso elevación del nivel de vida de la población, influencia sobre el nivel cultural y mejoras urbanísticas en el pueblo.

Francisco Montoro