Home

blao

Patrimonio Cofrade

cofradias

agrupacion cofradias

recce homo

j

saeta angustias

v

cruz guia vigias

dr

cropped-logonubea.jpg

axarquiaviva@hotmail.es

patrimonio cofrade

hermandad asprovelez

paso de Cajiz

paso riogordo

pasion moclinejo

resurrección Iznate

semana santa benamocarra21_n

patronales borge

Presentación Expo Semana Santa

Presentación de la exposición sobre la Semana Santa de Vélez-Málaga, que se muestra en la Oficina de Turismo de Torre del Mar. En la imágen la concejala de Turismo, acompañada por el presidente de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa, José Antonio Ferrer Moreno, y los fotógrafos Miguel Ángel Castillo, Andrés Gálvez y Pepe Valdés.

La muestra podrá visitarse hasta el 31 de marzo.Horario de visita: De Lunes a Viernes 10-14:00 16:00-20:00 Sabados 11:30-13:30 17:00-19:00

Enfoques

Inauguración expo colectivo Enfoques53_o

cartel ajobacalao

 

VIII CertamenCuaresma

Podéis enviarnos vuestros eventos y fotos al correo:

axarquiaviva@hotmail.es

Comares es un pueblo pintoresco, que desde la antigüedad ha fascinado a propios y extraños, debido en gran parte a lo escarpado y abrupto del terreno donde se asienta la población. El lugar está lleno de barrancos, caseríos y cortijos diseminados alrededor del monte.

El origen de su nombre se encuentra en el vocablo árabe Qumaris o Hins Comarix, que significa castillo en la altura. En esta instantánea podeis observar los restos de uno de los torreones de la fortaleza árabe, construida a su vez sobre otra romana.

Las crónicas relatan que en el castillo de Comares cabían unas 15.000 almas, y estaba concebido como una fortaleza cuadrada, sostén y residencia de la familia Axquilula, quienes unidos a sus familiares de Málaga y Guadix tuvieron en jaque durante mucho tiempo al poderío de los nazaritas.

Algunos rincones de Comares están impregnados de una serena belleza, y en ellos todavía podemos encontrar ese intimismo de las contrucciones moriscas de antaño.

Procesión en honor a San Hilario de Poitiers celebrada el pasado 16 de Enero del 2011, con la imágen del santo recorriendo las estrechas calles del pueblo.

Dos son las leyendas o historias que relatan el patronazgo del obispo y confesor galo San Hilario de Poitiers (315-368) por los comareños. La primera narra la sublevación de un grupo de mozárabes en  enero de 1442 por la explotación a que estaban sometidos bajo las leyes musulmanas. Dado que los hechos coincidieron con la festividad de San Hilario, se le concedió el título de patrono en memoria de aquellos cristianos comareños que en su nombre salieron a la lucha por la defensa de sus derechos.

La otra versión cuenta que en los tiempos en que el pueblo temía la llegada de una epidemia de peste que ya estaba afectando a los pueblos colindantes, se pidió ayuda y protección al santo, y al responder éste, impidiendo la entrada de la enfermedada, el pueblo, agradecido, le otorgó el título de protector y patrono.

Otra de las particularidades de la procesión, es que en su recorrido, el patrón va acompañado por las pandas de verdiales, que tocan en su honor.

Momento del encierro en la Iglesia de Nts Sra de la Encarnación, uno de los instantes más emotivos cuando los devotos le arrojan flores y la panda de verdiales le canta al Santo.

San Hilario de Poitiers lució un precioso adorno floral durante la procesión, como podéis observar en este detalle de la ornamentación del trono.

Altar mayor de la Iglesia de Ntra Sra de la Encarnación, construida sobre la antigua mezquita y reconstruida tras su derrumbre en 1539.

Cuenta la leyenda que la creación de la capilla del Rosario (hoy del Sagrario), se debe a un marinero que, a punto de naufragar frente a las costas de Torre del Mar, prometió, si se salvaba, levantar una capilla en la primera iglesia que vieran sus ojos, siendo la de Comares la primera que vio a pesar de su lejanía.

La Iglesia conserva una de las muestras del barroco en la Comarca de la Axarquía, debido a las obras de restauración acometidas al principios del siglo XVII, donde se construye la capilla del Santísimo, con planta octogonal y pilastras y bóvedas semiesféricas de nervios, muy decorada con yeserías de motivos vegetales, espejos y veneras.

También es de reseñar el impresionante artesonado mudéjar de la cubierta, obra del carpintero veleño Pedro Diaz, siendo la armadura cuadrada más grande de la Diócesis de Málaga.

Os dejo algunos videos de las pandas, en sus luchas de fiesta por las calles de Comares.

Fotografías Pepe Valdés

Axarquiaviva 2011

axarquiaviva@hotmail.es

Nos acercamos hoy a Salares, con la excusa de la celebración del X Festival Arábico Andalusí, celebrado el pasado mes de Septiembre, en este bellísimo pueblo de la Comarca malagueña de la Axarquía.

Los romanos la llamaron Salaria Bastitanorum, de donde se deriva su actual nombre. Se cree que pudo ser asentamiento de fenicios, griegos y cartagineses, aunque los restos arqueológicos de mayor importancia, hallados en su término, sean de la presencia romana. Pasó después a manos visigodas hasta la invasión musulmana, y posteriormente, en 1487, a manos cristianas, entregándose a los Reyes Católicos al mismo tiempo que las poblaciones vecinas de la Axarquía.

La población se extiende al sur de la Sierra Almijara, a 579 m sobre el nivel del mar. En la parte central un barranco flanquean los Cerros de Cuascuadra, Guzman y Peñas Blancas. Riegan el temino municipal el rio de Salares y el arroyo Tazones que favorecen el cultivo de frutales, citricos, leguminosas y viñedos. Casi toda la cosecha de las viñas se dedica a producción vinícola. Se recolecta una variedad de uva negra, la famosa rome, de racimos apretados que  en estas tierras da un vino excelente, con  un sabor muy peculiar y distinto a los demás.

Sobre el nucleo urbano destaca la torre alminar de la iglesia de Santa Ana, de estilo mudéjar y planta cuadrada. Data de los siglos XIII y XIV. La Iglesia actual se ubica sobre los restos de una mezquita a cuyo alminar se le agregó un cuerpo de campanas. Está levantado en fábrica de ladrillo rojo, con dos cuerpos y cuatro vanos rehundidos, con magníficos paños de sebka. La torre alminar fue declarada monumento histórico artistico nacional en 1979 y es una de las obras más bellas del arte almohade en la península.

A escasos metros de la iglesia puede verse la Casa Torreón, una joya de la arquitectura popular andalusí, que se conserva en perfecto estado, aunque todo el casco antiguo es un monumento en si mismo. El conjunto forma un conglomerado de calles estrechas y sinuosas, con grandes desniveles que le dan un aspecto de pueblo de  juguete, como si de un belén viviente se tratase, destacando la blancura de sus casas encaladas, como detenidas en el tiempo.

Las paredes de sus calles muestran un grosor de contundencia que abriga de los fríos invernales y aísla de los calores estivales. Las calles parecen derrumbarse hacia la parte baja sin ningún tipo de orden establecido, al capricho del terreno que es quien dibuja su estructura, y que aún conserva entre arcos y adarves, su esencia morisca.

Actuación del grupo de danza oriental Duendes de Oriente por las calles de Salares en el X Festival Arábe Andalusí 2010.

Fotografías Pepe Valdés

axarquiaviva@hotmail.es


 

En el Palacio del Marqués de Beniel de Vélez-Málaga se nos presenta una interesante exposición sobre la “Historia de la Peseta” que permanecerá abierta al público hasta el próximo 29 de enero. La muestra cuenta con monedas originales que van desde la primera acuñación en el año 1869 hasta la última de 2001.

Estas monedas están expuestas en vitrinas y se complementan con paneles, folletos e información adicional para una mejor comprensión del público y sean reconocidos cada uno de los ejemplares para así comprender mejor la historia y evolución de la peseta española a través de los cuatro períodos históricos en que se divide la exposición.

La primera peseta se acuñó en 1869. Una mujer personificando a Hispania yacía recostada sobre los Pirineos y a sus pies el Peñon de Gibraltar, como una matrona sobre las rocas. En el reverso se reproduce el escudo de España. Se realizaron submúltiplos de 1, 2, 5 y 10 céntimos en bronce. En el reverso un león sostiene el escudo de España.

Con la instauracíon de la monarquía se incluirán en los anversos de las monedas las efigies de los monarcas manteniendo en el reverso el escudo de armas de España, con la adición del escusón de las casas reinantes: la cruz de Saboya en el de Amadeo I, y las lises en las de Alfonso XII y XIII y Juan Carlos I. Además se distinguen la fecha de la disposición que ordena la emisión, y  las fechas de acuñación dentro de unas pequeñas estrellas.

El largo reinado de Alfonso XIII propicia la evolución de su efigie monetal, siendo representado en diversas etapas de su vida. Destacan la de 1890 en que aparece su busto con un año de edad, llamado popularmente pelón, o la emisión de 1905 en la que aparece con uniforme militar a los 14 años, llamada “cadete”.

Al segundo año de la proclamación de la República se acuñan las primeras monedas de este periodo, introduciendo motivos basados en el nuevo régimen. Hasta la Segunda Republica las monedas de una peseta fueron acuñadas en plata, siendo la del año 1933 la última. Ante la pérdida de equivalencia entre el valor intrínseco del metal y el valor nominal, se alteran notablemente las emisiones.

En 1925 se emiten los 25 céntimos de cuproniquel que es la primera moneda con perforación central, y que precederá a la del mismo valor republicana de 1934 y la del bando nacionalista de 1937. Este mismo año nace la peseta de latón, conocida popularmente como “la rubia”, por la melena del retrato femenino, cambiándose el metal por una aleación de cuproniquel de color dorado.

Debido a la necesidad de metal para las fábricas de armamento, empieza a imprimirse la peseta de papel que es una moneda fiducitaria, es decir, se basa en la confianza del portador en que el Estado le reintegrará el valor en metal de esa cantidad.

La llegada al poder del general Franco supondrá un cambio de los tipos representativos, con la incorporación de su retrato a las monedas.. En 1939 el régimen franquista retiró de la circulación las monedas de metales preciosos, acuñando monedas de peseta imitando el diseño de otros paises europeos. Fueron fabricadas desde 1944 hasta 1982 y disfrutaron de curso legal hasta 1997. En esta época debido a la inflación se pusieron en circulación monedas de 25, 50 y 100 pesetas.

A partir de 1940, una vez terminada la guerra civil, y para remediar la escasez de los tipos de monedas, se ordena la emisión de los 5 y 10 céntimos, de aluminio casi puro, conocidos como los del “jinete”. En 1944 aparece la peseta del uno, todavía sin la efigie del dictador.  El primer perfil del general aparece en 1947, y en 1953 se pone en circulación la novedosa moneda de 2,50 pesetas.

La primera peseta franquista está fechada en Burgos en 1938. Franco continuó imprimiendo pesetas en papel durante la posguerra. El último billete de peseta lleva la cara del marqués de Santa Cruz y tiene fecha de 22 de julio de 1953. La última peseta de la era franquista es la de 1966 mostrando al general en edad avanzada. En 1977 fueron retiradas las monedas del régimen.

Con la instauración de la monarquía en 1975 y restablecida la democracia en 1978, se realiza una primera emisión de pesetas  con el rostro del monarca mirando a la izquierda, al contrario de las monedas de Franco, y hasta 1980 se conserva en el reverso el escudo preconstitucional.

En 1980 se pone en circulación la peseta conmemorativa del Mundial de Fútbol celebrado en España en 1982, y se actualiza la relación fiducitaria de la peseta, con monedas de aluminio para abaratar el coste de producción. Empiezan a circular también las monedas de 100 pesetas de cuproniquel, “los veinte duros”, y tambíén monedas de 200 y 500 pesetas.

En 1989 comienza la produccion de pesetas de aluminio de 14 mm de diámetro, una de las monedas más pequeñas del mundo. En 1955 se acuña la moneda de 2000, con escasa circulación y prácticamente reservada a coleccionistas. Las pesetas se seguirán fabricando hasta diciembre de 2001. El adiós a la peseta se inicia con la acuñación de la moneda de uso más cotidiana, la de 100 ptas y la conmemorativa de plata de 2000. Ambas reproducen la imágen de Hispania, que encabezó la primera emisión de 1869.

Estas monedas, que en la actualidad no están en circulación, nos muestran una parte de nuestra historia más reciente, siempre ligada a los acontecimientos del momento de su circulación. Han sido testigos de excepción, medios de expresión y vehículos de ideologías de cada uno de los episodios que conforman la historia de nuestro país.

https://axarquiaviva.wordpress.com

axarquiaviva@hotmail.es

Bienvenidos a AXARQUIAVIVA, Web 2.0 en formato blog de WordPress, dedicado a la Comarca malagueña de la Axarquía. Durante este primer año de vida, la hemos recorrido para conocer nuestras tradiciones, nuestro patrimonio histórico, artístico y cultural. Estamos convencidos que su conocimiento y puesta en valor contribuirá a su desarrollo y progreso.

Queremos agradecer el interés de los más de treinta mil internautas que nos visitaron durante este año, y esperamos no defraudarlos en próximas visitas. Como siempre estamos abiertos a vuestras colaboraciones y sugerencias.

Algarrobo por J.M. Pérez

Atardecer en Algarrobo Costa por Juan Manuel Pérez

Estadísticas

Visitas totales año 30.381

Visitas últimos tres meses:

Diciembre 4.092 visitas

Noviembre 3.683 visitas

Octubre 2.580 visitas

Panorámica de Algarrobo por Narciso del Río

Posts más vistos hasta el 31-12- 2009

Título……………………….Visitas
Aves silvestres de canto… 1.736
Pintura: Paco Hernández. 1.300
Los Moriscos …………………..1.147
Caballos y carretas …………1.010
El Arte de la Cetrería ………..932
Premio Belenes 2008 ……….837
La Cabra Montés ………………643
M.bike en la Axarquía ………565
La Real Fábrica de Naipes…. 492
Ruta Arqueológica de la Axarquía 478

Un rincón de la Axarquía por Pepe Valdés

https://axarquiaviva.wordpress.com

axarquiaviva@hotmail.es

Fotos Valdés

La Axarquía Eremítica y sus piedras misteriosas

Muy cerca de la antigua carretera nacional 340 (dirección Málaga Almería), en el sitio conocido por Valle Niza, perteneciente al término municipal de Vélez Málaga, se encuentra un centro de poder que conserva sobre si, y en buen estado, una de las manifestaciones sacras más antiguas de las culturas mediterráneas. Es el Complejo de Almayate que guarda el conjunto rupestre, eremítico más importante de Andalucía.

En su simplicidad, el hombre malagueño consagró gran parte de su vida a erigir gigantes de piedra que pudieran constituir su reclamo, su protección y su testimonio. Ya se trate de los enormes bloques sensibles colocados en resonancia sobre puntales de granito en dólmenes vibrantes como los de Antequera, o de las piedras-antena hincadas en el suelo de Sierra Tejeda, para que el cielo pueda dar su respuesta equinoccial en su cima.

Fotos Eduardo Arboleda

¿Qué afán tenía el hombre por remover tales masas? ¿Qué pregunta debía formular y qué respuesta recibir por medio de estas piedras que ciertamente la transmitian?
Piedras de culto, piedras dóciles, piedras achatadas, piedras emotivas de sacrificio que la tierra sacó de su seno. Sin la piedra, la vida del hombre hubiera sido prácticamente imposible. La piedra es su lenguaje, señala sus jalones y su orientación. Es también su geografía.

Los eremitas o ermitaños malagueños de Almayate se retiraron a este paraje, apartado, para dedicarse a la contemplación como primera forma de vida religiosa; entregándose a la oración y a la soledad, ocupándose de diversos géneros de penitencias y mortificaciones, sin descuidar en ningún momento la labor de manos para evitar la ociosidad. Su asentamiento comienza con motivo de las primeras persecuciones de los paganos en Andalucía.

Los ermitaños malagueños profesaban las reglas de san Benito, eran verdaderos monjes que habían aprendido, por largas pruebas en el monasterio y con el socorro de muchos a combatir al demonio. Se sentían con bastantes fuerzas para dejar la compañia de sus hermanos y emprender por si solos y sin el socorro ajeno la lucha contra los vicios de la carne y de los pensamientos. Estaban siempre solos, sin permitirseles hablar entre si, ni tampoco criar animales.

foto E.Arboleda

Los más jóvenes ocuparon los lugares más apartados. Levantábanse todos los días del año para recitar maitines a las dos, después de media noche cada uno tocaba la campana de su oratorio, pero con tal orden que se respondían los unos a los otros, de modo que de no hacerlo, al amanecer, el más cercano debía llegarse a la ermita para saber la causa y avisar.

Foto Valdés

Los eremitas de Almayate se infligían mortificaciones varias: algunos se obligaron a vivir siempre de pie y su aislamiento les producía alucinaciones, especialmente los que escogian la celda tapiada de la macrocueva, antiguo templo precristiano. Para estos eremitas o ermitaños sus estados alterados de conciencia, tenían unas dimensiones que superaban la realidad que conocemos cotidiana. La misma realidad de los antiguos malagueños del Complejo de Almayate que hoy empieza, poco a poco, a desvelarnos su secreto.

Eduardo Arboleda Ballén

Antropólogo

Fotografías Pepe Valdés