Home

Axarquiaviva

Retomamos el blog, tras este largo año sabático que nos hemos dado, mostrando un pequeño adelanto de la colección de fotografías antiguas que hemos seleccionado para vosotros y que tanto éxito ha tenido en la red social de Facebook en el grupo “La historia local en fotografías”.

A través de estas fotografías con más de treinta años de antigüedad, vamos a contemplar cómo eran nuestros pueblos, nuestras gentes, nuestros modos de vida, en definitiva de todo aquello que el tiempo se empeña en cambiar, para relegarlo al olvido.

Un fugaz destello de ese tiempo que ya pasó pero que aún conservamos en la retina.

La abuela calentándose al sol

Recogiendo el copo. Benajarafe 1981

Coro juvenil Peña Circulo 81 Torre del Mar

Plaza, Canillas de Aceituno

Paseros de la Axarquía

No podía faltar el gato curioseando en la ventana

La “monda” (Recolección de la caña de azúcar)

Encaje de bolillos

La España de entonces

Manolico el carretero

Las gitanillas de la estación

A todos sitios llegábamos con nuestras bicicletas

¿Y a qué niño no le dieron un escobonazo en el tren de Zapata?

La suerte que yo tenía es que mi caballo era de verdad…

Continuará…

FOTOGRAFÍAS Pepe Valdés

A mí me llaman Miguiña,
Miguiña por mi guiñar.
Todos comen trabajando
y yo como sin trabajar.

José Martin Ortega “Miguiña”, nació el dia 3 de Abril de 1920 en la calle de la estación de Canillas de Albaida. Hijo de José Martin Perez y María Ortega Extremera. Su padre era un hombre que no se sentía a gusto en el pueblo y por ese motivo pensó en mejorar sus condiciones de vida marchando a Cuba para hacer fortuna.

Su madre era de familia acomodada y tenía un gran talento artístico, tocaba la guitarra y dibujaba. Estas inquietudes artísticas las transmitíó a sus hijo. Durante los cinco años que permaneció su padre en Cuba Miguiña, su hermana que era ciega de nacimiento y su madre vivieron en el pueblo al  amparo de sus familiares.

A los siete años viene a vivir a Vélez, con su tío Francisco Martín, que no tenía hijos y poseía una carbonería en la calle Alcantarilla. Asiste al colegio de los padres franciscanos, un colegio de pago, en el que estudian los hijos de las familias pudientes del pueblo. Es en esta época cuando empiezan a aparecer sus primeros problemas de salud, según su hermana porque rezaba demasiado.

Miguiñas, su madre y su hermana

Lo cierto es que tiene algunos episodios nerviosos y comienza a padecer un tic en la cara que seria la causa de sus apodo. Al parecer una churrera que tenia su negocio cerca de la carbonería de su tío cuando lo veía con el tic decia “mira, me guiña, me guiña”.

Al volver sus padre de Cuba se trasladan con la familia al completo a Vélez donde puso tambien una carbonería. En este tiempo ya comienza a ser considerado como una persona peculiar, algo rara.

El padre de Miguiña en Cuba (1º a la izqda)

La guerra civil le sorprende en Vélez con 16 años, cuando finaliza declarado inútil para el servicio militar por sus problemas de salud, malvive de lo que puede: coge chumbos, caracoles, hierba para el ganado, rebusca patatas y va por los pueblos de la Axarquía ofreciendo sus poesías a cambio de la voluntad de los que le escuchan.

Miguiña y su tío

En una época de control politico y social, Miguiña se atreve a contar sucesos poco agradables para los que mandan y a criticar las hipocresías de la sociedad. Es el Miguiñas más provocador tanto en lo que cuenta como en su forma de vestir, con sus largas melenas, su sombrero y su guitarra.

Durante algún tiempo viaja con el circo de los hermanos Palacios por gran parte de Andalucia. Su trabajo consistía en realizar poemas elogiosos sobre las ciudades que visitaban y sobre los espectadores, improvisando versos.

Despues de mucho viajar, regresa a Vélez donde en los años cincuenta se agrava la inestabilidad y sufre un decaimiento. Dice que ha encontrado un tesoro y que el alcalde y los concejales se han quedado con él.

Miguiñas con traje y corbata

Este comportamiento irrita a los dirigentes municipales a los que llama ladrones cada vez que los ve por la calle. Esta situación le acarreó detenciones y palizas que van agravando aún más su estado de salud. Se dice que escribió una carta al mismísimo Franco denunciando los desmanes de los gobernantes municipales. Asi que lo detuvieron, le cortaron el pelo, le pusieron una camisa de fuerza y la guardia civil se lo llevó en el tren rumbo al manicomio de Málaga.

Este que a  mí me ha pelado

es un cabo de Montilla

aquí el primero que pilla

lo deja más pelao

que al palo de una sombrilla.

Dspués del tratamiento en la institución, empeora su estado de salud. Un taxi lo trae desde Málaga para que muera en su casa. El fallecimiento tuvo lugar en su domicilio de la calle Tras casas capitulares nº 13 el día 5 de Septiembre de 1956.

Redacción y textos Antonio Serralvo


Las cosas de Miguiña

por Juan Fernandez Olmo

En cierta ocasión se acercó a unos albañiles ocupados en la construcción de una modesta casita. Estos albañiles, conociendo el material de obra más cercano, le ofrecieron faena al poeta afincado en Vélez, consistente en que les acercara lajillas, justo lo que no había, Miguiña, contrariado porque no encontraba ninguna a mano, les contestó: Juro por mi dios Apolo, / y jurar no es maravilla. / Me encuentro de peón solo, / a mí me piden lajillas / y solamente hallo bolos.

En sus andanzas de Canillas de Albaida hacia la costa era paso y parada obligatoria de descanso Arenas de Daimalos. En el pueblo los vecinos conocían los apuros para sacar adelante su famélico estómago y, entre otras, visitaba la casa de Julia Martín Díaz. Ella tenía una buena piara de cabras y después de la acostumbrada cortesía de ofrecerle asiento, le preguntaba: ¿Miguiña, quieres un tazón de leche? Si, Julia, y si puede ser migado, mejor.

Cada dos por tres se iba la luz y los apagones eran duraderos, hasta el extremo de que un año, por feria, aparecieron en el libro de festejos los ripios siguientes: Cuándo querrá el Dios del cielo / y la Virgen soberana, / de que estemos alumbrados / de la noche a la mañana. Esta situación inestable del alumbrado, motivó que todas las casas arenuscas dispusieran de un “perico” , de poco consumo de aceite,  obra de los lateros, que de una lata de leche condensada confeccionaban los más dispares utensilios. De ahí viene lo de ” eres más apañá que un jarrillo de lata”. Miguiña miró fijamente el tiesto y lo definió de esta manera: Tú eres ancho de boca / y de puntiagudo hocico. / Qué inteligencia tenía / el que te puso perico / buscando la economía.

Miguiña frecuentaba la serrería de Canillas de Albaida buscando lo que podía, y allí tomó por latiguillo que a la llegada del verano iría a Buenos Aires con una carga de chumbos. Trabajaba al cuidado del corte de las maderas, un aficionado al arte de versificar y de tanto oír a Miguiña lo de Buenos Aires, le compuso: Yo dejo de ser quien soy, / si no sigo con mi rumbo / y me marcho este verano, / en barco o en un convoy, / a Buenos Aires con chumbos. La verdad sea dicha, aquello cogió a contrapié a Miguiña, que no esperaba encontrarse de sopetón los pensamientos, más bien guasones, de aquel novato haciéndole competencia. Tras darse un momento de descanso, conteniendo su enfado, en la imposibilidad de que el otro cumpliera la fanfarronada, contestó con un desafío en son de cáscara: ¡Hola!, buen amigo mío, / y amigo de inteligencia. / No vivas tú preocupado / embarque chumbos o peras / y en esos mares se pierdan. Sigue tu oficio en la sierra / con tu garlopa bravía / porque tú no podrás ir / y yo te apuesto la vía.

Tumba de Miguiña

En Canillas de Albaida nací,

un lugar junto a la sierra,

y a Vélez-Málaga fui

a vecindarme en su tierra.

Allí tengo mi hospedaje

cuando hago mi regreso

para cambiarme de traje

y darle a mi madre besos.

soy José Martín Ortega

y Miguiñas de apodaje,

un perfecto personaje.

e-mail: axarquiaviva@hotmail.es

Próximamente: “Estampas de mi pasión”

Semana Santa Vélez-Málaga


Os propongo un viaje en el tiempo subiendo hasta el alminar de San Juán, luego campanario cristiano hasta nuestros días,  que permanece casi intacto desde la época de explendor mozárabe.

Campanario de San Juán

El viaje tiene un cierto sentido nostálgico para mí porque la última vez que subí  allí yo apenas tenía once años y estuve toda la mañana  limpiando los excrementos de los palomos y primillas que siempre habitaron en la torre y especialmente en su campanario.

Cuentacuentos

La idea del cuentacuentos para explicar la historia de la iglesia, partió de los miembros de la Sociedad de Amigos de la cultura de Vélez-Málaga y contó con la inestimable puesta en escena de Antonio Manuel Peña caracterizado de monje que habitaba en las entrañas del alminar, y que abrió las puertas a unos asombrados chiquillos que esperaban asombrados en el exterior de la Iglesia de San Juán Bautista.

Cuentacuentos

Al principio los niños, sobre todo los más pequeños sintieron un poquillo de recelo, sobre todo por la forma en la que iba vestido el personaje, pero después entre todos, grandes y pequeños, pasamos un rato muy divertido escuchando las ocurrencias de la chiquillería a medida que se iban desgranando las historias.

Cuentacuentos

Después recogió el testigo José Carlos Fernández que continuó con el relato histórico de  los sucesos acontecidos a lo largo de la Historia, entre los muros de aquellas viejas paredes, los chavales mientras tanto no querían  perderse un segundo de la narración.

DSC06492a

Fijaros en esta imágen lo metido en su papel que estaba Antonio Manuel y lo bien ambientado que estaba en este rincón de la Iglesia.

Y ya sin más dilación acompañadnos al campanario y visitemos sus estancias a mediada que ascendemos los distintos pisos que la componen.

Escalera de subida al campanario

Las escaleras como podéis observar permanecen casi intactas desde la época musulmana y el asceso aunque bastante estrecho es seguro y está en buenas condiciones, aunque muy oscuro debido a que se cegaron paulatinamente las ventanas a medida que dejaron de cumplir la función primordial para la que fueron concebidos que eran principalmente la de convocar a los fieles al culto y la oración y la de servir de vigilancia en caso de peligro.

Tragaluz del arquero

Como ejemplo de lo que decimos, podemos observar tres huecos claramente en la imágen, que corresponderían a la posición en la que se situaría un arquero que apoyaría la pierna derecha en el primer boquete, la rodilla izquierda en el segundo y el codo izquierdo en el tercero, para sostener el arco y apuntar cómodamente hasta alcanzar con su disparo la entrada de la puerta Real de la Villa, que se sitúa en línea recta a escasos cuarenta metros y que no erraría a buen seguro el disparo sin ser visto desde el exterior.

La sala del reloj

Este piso corresponde ya a la sala del reloj de San Juán. Observad los contrapesos y las poleas que sostienen el engranaje mecánico, los restos del cristal de la esfera y antiguas agujas sobre el banco de piedra donde se sentaban los guardianes de la torre.

El reloj de San Juán

Y como no, la esfera del reloj tomada desde el interior de la torre, una imágenes que creo no han sido vistas hasta ahora, y que nos llena de satisfacción ofrecerosla en exclusiva en nuestra web.

Campana y al fondo Santamaría

Y ya allí en lo alto pudimos hacernos una idea de como era la ciudad medieval, con la torre en el centro de un gran triángulo conformado por la Iglesia de Santa María, La Fortaleza y la ermita del Cerro de San Cristobal.

Ermita del Cerro de San Cristobal

Las vistas desde el alféizar del campanario precisan de pocos comentarios y espero que os gusten. Aquí observamos como se distribuye el arroyo de San Francisco y la Molineta hasta alcanzar la subida a la ermita.

La Fortaleza

En esta otra imagen los restos de la vieja muralla, con la Fortaleza y la torre del homenaje ya restaurada divisando toda la Vega del rio Vélez  y que confomaban junto a sus hermanas de Comares y Bentomiz la defensa de todo el valle hasta el Mediterráneo.

Santamaría y el barrio de la Villa

Y ya por último la iglesia de Santa María de La Encarnación y el barrio morisco de la Villa, Sierra Tejeda al fondo con el Boquete de Zafarraya, camino natural de entrada al Reino de Granada.

Sólo nos queda felicitar a la Sociedad de Amigos de la Cultura de Vélez-Málaga por la feliz iniciativa y especialmente al párroco de San Juán, Francisco Sánchez sin cuya buena disposición no hubiese sido posible la realización de este reportaje.

Desde nuestra plataforma cultural seguiremos apoyando cualquier actividad que ayude a la defensa y difusión de nuestro patrimonio histórico.

Reportaje y fotografías:

Pepe Valdés

axarquiaviva@hotmail.es

Comienza la concentración en el paseo de Larios de Torre del Mar

Concentración de coches participantes en el paseo de Larios de Torre del Mar

Arranca la novena edición del Rally Costa del Sol, dedicado a vehículos clásicos y deportivos con la condición que tengan más de veinticinco años de antigüedad. Durante todo el fin de semana se recorrerá la Comarca de la Axarquía en distintas etapas programadas.

Uno de los vehiculos particantes

Uno de los vehículos participantes

Nos se trata de un Rally competitivo al uso en el que prime la velocidad, de hecho los tramos están programados para realizarlos a una velocidad máxima de 50 Km/hora de promedio. Se trata por tanto de cumplir los horarios establecidos en el tiempo marcado por la organización.

Uno de los Porches participantes cuidado hasta el último detalle

Un Porche impresionante

Participan alrededor de 36 coches que provienen de todas las provincias andaluzas, y de Madrid, País Vasco, Castilla León y Comunidad Valenciana. Se ha habilitado un circuito cerrado en el Paseo de Larios de Torre del Mar, dónde se concentran los participantes para la salida y llegada de los tramos.

Aqui vemos a uno de los pilotos participantes posando junto a su máquina

Aqui vemos a uno de los pilotos participantes posando orgulloso junto a su coche

LLegamos temprano el sábado para recoger el ambiente que rodea a este tipo de eventos antes de la salida y estar de cerca junto a los pilotos y sus máquinas para conversar con ellos y recoger sus impresiones.

Poniendo a punto la máquina

Poniendo a punto la máquina

Y la verdad que no nos defraudó el madrugón porque disfrutamos viendo sin agobios los autos de cerca y el mimo de sus dueños cuidando hasta el último detalle antes de comenzar la carrera.

MG con motor V8

MG con motor V8

Vimos coches verdaderamente espectaculares que no nos cansábamos de verlos una y otra vez y me dió un poco de nostalgia cuando vi un Seat 850 parecido al que fue mi primer coche, (el mío era el Sport Coupé y de color amarillo) y me imaginé dentro de él, eso si con unos pocos años menos.

El mitico Alpine

El mítico Alpine

Otro de los coches que nos encantó fue este maravilloso Alpine, era verdaderamente espectacular y estaba muy bien conservado. Pero todavía lo mejor estaba por llegar y fue el último coche que apareció por el Paseo de Larios en esta fría mañana del sábado.

Facel III

Facel III...todo un lujo

Si me hubiesen dado a elegir uno de los coches hubiese escogido sin duda esta maravilla de auto que me dejó boquiabierto nada más que verlo, un Facel III en un estado de conservación impecable. Todo un lujo.

Facel III trasera

Fotografías Pepe Valdés

torre1t0-42
Un rincón en Archez

Me propuse seleccionar las mejores imágenes históricas de nuestra Axarquía. Los primeros documentos fotográficos documentados que conozco datan de los años 39 al 49, y corresponden a los archivos provinciales de la Diputación, ése es el periodo de tiempo que abarcan las fotos que voy a mostrar a continuación, el resto de imágenes muy desperdigadas e inconesas y difíciles de catalogar en el tiempo, ya que no se sabe cuando fueron realizadas, ni su autor.

Debo reconocer que me quedé sorprendido con aquellas imágenes a medida que las contemplaba, me quedé fascinado de la calidad de aquellos trabajos fotográficos “de campo” y de su valor documental.

fabrica_de_cemento3
El viejo tren a su paso por la Fábrica de Cemento

Y sólo después de muchos días de visionarlas una y otra vez, conseguí acabar la selección, después de dejar en la cuneta fotografías que seguro merecían estar aquí representadas.

torre1t0-51
Minarete de Archez

Lo más difícil para mi, aparte de la propia selección, fue abstraerme de mis propios gustos personales, y atender sobre todo al valor documental de las imágenes.

torre1t0-18

Plaza en Torrox

Otra de las dificultades añadidas fueron las de seleccionar las más representativas de cada una de las temáticas que había encontrado, dada la diversidad que había entre ellas.

torre1t0-2

Fiesta de Moros y Cristianos en Alfarnate

Había que seleccionar fotografías que documentaran las gentes de la época, su forma de vivir, otras tenían que contarnos cómo eran nuestros pueblos, sus rincones, su patrimonio histórico, sus tradiciones, créanme no fue nada fácil.

torre1t0-6

Plaza de Las Carmelitas en Vélez

Pero bueno… lo que importa es el resultado: espero que se sorprendan con estas instantáneas lo mismo que a mí me pasó cuando las contemplaba.

torre1t0-1

Fiesta de Moros y Cristianos en Alfarnate

Quisiera también animarles a que participen y nos comenten cuales son sus favoritas para ir eligiendo las mejores.

torre1t0-15

Fuente de los Reyes Católicos en Vélez

torre1t0-3

Vista de Algarrobo

torre1t0-16

Representación del Paso de Cajiz

torre1t0

Las Cuatro esquinas en Torre del Mar

torre1t0-9

Plaza de Toros en Vélez

Próximamente haremos otra entrega de fotos; esperamos vuestros comentarios.

Gálvez

En el pueblo axárquico de Macharaviaya, el prócer del lugar don José de Gálvez y Gallardo, ministro de Carlos III, creó en el año de 1776 una Real Fábrica de Naipes cuyo objetivo comercial era el consumo de las colonias americanas, y que sobrevivió htasta el año de 1815.

Macharaviaya, por aquel entonces, era uno de los pueblos de la Axarquía con peores comunicaciones con la capital de la provincia, con escasa mano de obra y con poca experiencia en el trabajo manufacturero.

galvez

Bernardo de Galvez

Desde el primer momento en que José de Gálvez es nombrado Ministro de Indias, concibe la idea de crear en su pueblo natal una fábrica de naipes con una producción que sería destinada, en exclusividad, a las colonias americanas. Y sin llevar a cabo un estudio previo, como hubiese sido recomendable, sobre la idoneidad de poner en marcha una empresa de tal calibre en un lugar tan concreto y con claras limitaciones para esta actividad industrial, impulsa el proyecto, animado, principalmente, por la perspectiva de la creación de puestos de trabajo y de mejoramiento del nivel de vida del lugar.

Plancha de Naipes antes de cortar

Original de uno de los modelos de Naipes

Macharaviaya, para llevar a cabo la empresa, tenía en contra, al menos, inconvenientes tales como que la mayoria de sus naturales eran jornaleros del campo, y, por tanto, sin preparación alguna para la nueva actividad económica; la escasa población de Macharaviaya (en aquel momento solamente contaba con 68 vecinos); las pésimas comunicaciones con Málaga para el envío a América de los naipes por su puerto, así como la escasez de materia prima (madera y papel) en las inmediaciones.

Sin atender a estos inconvenientes, y animado por el convencimiento de los beneficios económicos para su pueblo natal, el 12 dc agosto de 1776 una Real Cédula aprobaba el establecimiento de la fábrica de naipes.

Naipes

Fue nombrado director de la misma Félix Solesio, natural de Labrada, población de la provincia de Avila, a quien el Estado le firmó un contrato por diez año, en el que el tal se comprometía a costear con capital propio los gastos de maquinaria, la mano de obra y el local donde se estableciera la fábrica, a cambio de que la Corona se hiciera cargo de toda la producción.

Las clases o tipos de naipes eran abundantes. Según el grueso del papel, de una, dos o tres hojas. Según el revés del naipe, podían ser blancos o con dibujos, y estos últimos en rojo, negro o azules, y con cuadros, estrellas, conchas…

Fabrica de Naipes de Macharaviaya

La antigua Fábrica de Naipes

Según Aurora Gámez Amián, el grave problema económico que sufrió la Real Fábrica no fue el elevado coste de las barajas “las más caras de España” sino las dificultades insalvables inherentes a las pocas ventas reales en relación con las estimaciones y previsiones efectuadas.

Hubo un gran desconocimiento del mercado, defectos varios en la elaboración dcl naipe, elevados precios en las ventas, acumulación de existencias invendibles… Y. ante la falta de beneficios un Real Decreto de 6 de octubre de 1791 produce el cierre de la fábrica.

José Galvez

José de Galvez Marqués de Sonora y Ministro de las Indias con Carlos III

Un año más tarde se reabre con una nueva contrata, con nuevas condiciones. En 1800 Félix Solecio se halla arruinado. Y tras su muerte, acaecida en 1868, todo sus bienes se comprueban hipotecados.

La entrada de los franceses en Málaga desarticuló lo poco que quedaba de la fábrica de naipes, y, al final, el establecimientlo fue vendido en pública subasta por 60.000 reales.

Matias Gálvez

Matías Gálvez Virrey de Méjico

Pero para los habitantes del lugar, la industria del naipe supuso elevación del nivel de vida de la población, influencia sobre el nivel cultural y mejoras urbanísticas en el pueblo.

Francisco Montoro

Bandolero

 

Durante un largo lustro de la década de los ochenta, una cuadrilla de bandoleros, formada en su mayor parte por bandidos nacidos en la Axarquía, va a atemorizar a una parte notable de la población andaluza. Se trata de la partida formada por Luis Muñoz, de El Borge, apodado el Bizco, Manuel Melgares, de Algarrobo, conocido por El Melgares, y Francisco Antonio Palma, de Vélez-Málaga, conocido por Frasco Antonio. Cada uno de ellos había comenzado su vida de bandidaje por separado, por distintos motivos y en distintos momentos. Mientras que el Bizco estaba tirado al monte’ desde 1867, en que cometiera un asesinato, Frasco Antonio se inicia en las andadas ya maduro, cuarentón, y por motivos difíciles de concretar. El más culto y cerebral de los tres va a ser el natural de Algarrobo, Manuel Melgares, que había iniciado su vida delictiva años atrás utilizando el mecanismo de las amenazas con cartas, redactadas en buen estilo, y que asustaba y plegaba a los hacendados.

Francisco  Antonio Palma Martin "Frasco Antonio"

Francisco Antonio Palma Martín "Frasco Antonio"

 

La suma de estos tres criminales va a lograr una celebridad sorprendente. Unas veces juntos, y otras separados, asaltan, roban, asesinan, secuestran… La seguridad se ha perdido en los cortijos, en los caminos, en los pueblos… Toda la Guardia Civil de la Andalucía Bética les busca por cualquier rincón de Sevilla, Córdoba o Málaga. Cada uno cumplía una función. Melgares era el cerebro, el que planificaba, el que hacía las propuestas; Frasco Antonio el que ejecutaba los planes, por su arrojo y porque era el más joven; el Bizco, el bravucón, el que asustaba.

Manuel Melgares "Melgares"

Manuel Melgares "Melgares"

 

Según Bernaldo de Quirós, autor del libro El Bandolerismo Andaluz, sería imposible intentar la relación completa de los crímenes de Melgares, el Bizco y su banda. Asaltos, secuestros, coacciones, amenazas y daños, todas las figuras jurídicas posibles de los delitos comunes contra las personas y la propiedad, contra la libertad y la seguridad, fueron practicadas por ellos. En las plazas, en las tabernas, en los mercados, por las calles, se rumorean a todas horas “hazañas de los bandoleros de la Axarquía. Su fama se extiende por todo el país. Incluso en el extranjero, sobre todo por los escritos que publican algunos viajeros que optan por airear las peculiaridades de estas tierras, tales como Gautiér, Richard Ford, Héctor France, etc.

Luis Muñoz Garcia "El Bizco del Borge

Luis Muñoz García "El Bizco del Borge

Y aunque en muchos casos la figura de los bandoleros se idealizan, y se les adornan con virtudes sorprendentes, la verdad es que estamos ante verdaderos ciegos morales que se presentan y actúan como ladrones y asesinos de la peor especie. Lejos de la simpatía que irradia la figura de Diego Corrientes, que jamás derramó la sangre de sus semejantes, o la del Tempranillo, que siempre fue discreto en verterla, los bandoleros de la Axarquía la derrocharon en exceso. Sobre todo Luis Muñoz, Bizco del Borge, considerado, durante muchos años, el malhechor que más bajas ha causado a la Guardia Civil.

 

Museo del Bandolero en el Borge

Museo del Bizco del Borge

 

La partida, con su fama, atrajo a otros malhechores. Y así, a mediados de la década, ya forman parte de la misma Pepe el Portugués, Manuel Vertedor García y Antonio Duplas, apodado el Francés, nieto de un soldado desertor de las tropas napoleónicas. Con tales refuerzos el capítulo de robos en el año de 1885 es numerosísimo. En algunos momentos, y a consecuencia del padecimiento asmático de Luis Muñoz, la cuadrilla cabalga capitaneada por el Portugués, que se mueve muy seguro por los campos de Antequera, Loja y Lucena.

Grabado

 

Entre 1886 y 1889 la partida fue exterminada. Los bandoleros de la Axarquía dejaron una larga estela de hechos criminales. Y, como producto de ellos, en más de un caso, un importante capital en buena moneda. Anos después de la muerte de estos bandidos, algunos de sus vecinos, o algunos de sus amigos, sorprendieron con un enriquecimiento inesperado. Era público y notorio que algunas personas habían guardado dinero a los bandoleros, y que, como en otros casos de Andalucía, es muy probable que fuese éste el turbio origen de sus fortunas.

 

Antigua Venta de Alfarnate, punto de encuentro de todos estos malhechores

Antigua Venta de Alfarnate, punto de encuentro de todos estos malhechores

 

Fragmento del libro de Francisco Montoro “Bandoleros de la Axarquía”

Publicado por la Editorial Acento Andaluz.