Home

Domingo de Ramos

19/04/2010

Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús en su triunfal entrada en Jerusalén “La Pollinica” y María Santísima del Rocío

rogamos espere a cargar la página

Esta imágen es, sin duda, la novedad más importante de la Semana Santa de Vélez-Málaga en este año: El trono de La Pollinica porteado por las mujeres de la cofradía. Es la primera vez que las mujeres hacen de horquilleras en nuestra semana mayor.

Fruto de ese cambio, ha sido también el reemplazo de aquella túnica rosa tan característica de la cofradía a través de los tiempos, por una de color morado y velillo, que le ha dado una nueva imágen al cortejo procesional.

La verdad que a todos nos causó bastante sorpresa esta decisión y estábamos espectantes, en el sentido de ver la reacción de la gente en la calle. Ellas un poco nerviosas al principio, con muchísimas ganas de agradar. Pero todo cambió en la salida de la procesión, al verse tan arropadas por el público presente, y sobre todo al comprobar desde el comienzo las muestras de apoyo y de ánimo que recibieron por parte de  todo el mundo.

Y la verdad que en ningún momento notamos la diferencia, salvo los dos varales más, por aquello de repartir el peso.  Un año más el trono de alpaca repujada de estilo renacentista, con la característica imágen de Jesús a lomos de la pollina, bendiciendo a su pueblo y sosteniendo la palma en la otra, inundó de alegría el Domingo de Ramos.

El trono de la virgen, también de alpaca plateada y repujada, es obra de los talleres sevillanos de José Brihuega García, y es del año 1990, el del Cristo es de 1988. La talla de la virgen es obra del artista sevillano Juan Ventura y se incorpora a la semana santa veleña en el año 1981, como virgen de gloria con su peculiar mantilla blanca.

La virgen estuvo acompañada también de una gran devoción por parte de los feligreses, piropeada a cada instante tanto por el público que la aguardaba por las calles, como por los horquilleros que porteaban el trono.  A pesar de ser una de las últimas imágenes en incorporarse a nuestra semana santa, ha sabido ganarse la simpatía y el cariño de todos.

Estas imágenes corresponden ya al paso por tribuna oficial, donde lució espectacularmente bajo ese palio tan original y bello, donde la horquillería hizo las delicias del público asistente, con un paso elegantísimo y lento que fue muy aplaudido por una multitud que abarrotaba la Plaza de las Carmelitas.

Es de agradecer el trabajo y esfuerzo de esta cofradía, en dignificar nuevamente un Domingo de Ramos que languidecía recordando el esplendor de antaño, en una sabia mezcla de respeto a las tradiciones y un aire fresco de modernidad.

Una vez finalizado el recorrido oficial a su paso por tribuna, el público asistente siguió acompañando el cortejo procesional, parecío que el Domingo de Ramos había sabido  a poco, la horquillería seguía gustándose y enfilamos con ellos el  Paseo Nuevo en dirección a la plaza de San Juán, para recoger el encuentro y posterior encierro.

La subida por calle Sevilla fue un auténtico éxtasis entre horquillería y público, donde continuamente se mezclaron piropos espontáneos a la Virgen: “¡¡Rocío guapa!!”… “¿quién es la más guapa?”, preguntaba alguien, a lo que seguidamente todo el mundo contestaba al unísono: “¡¡Rocío!!” y vuelta a empezar.

Aunque había prisas y ganas por llegar a la plaza, donde se reunirían con la horquillería de la Pollinica, la imágen de la Torre de San Juan al fondo contrastando con el blanco inmaculado del manto de la Virgen y el trono, aunque ya clásica, es de las más bonitas del todo el recorrido procesional.

Una vez llegada a la Plaza de la Constitución, parada obligada para reponer fuerzas y organizar el encuentro de los dos tronos antes del encierro.

Hubo todavía que esperar un buen rato, porque había que abrir espacio entre la muchedumbra que esperaba y que no quería perderse detalle de la maniobra del encuentro

Las horquilleras pusieron otra vez todo su empeño en agradar al público presente y realizaron una maniobra impecable para recibir al trono de la Virgen.

Al juntarse los dos tronos, el público irrumpió en aplausos nuevamente, y volvieron otra vez los piropos a la Virgen,  a la vez que animaban otra vez a  las horquilleras, algunas con lágrimas en los ojos de la emoción.

Muchas de ellas absortas sobre los varales como tratando de eternizar este momento tan maravilloso, que seguro se repetirá el próximo año.

Y ya, en la despedida, felicitar a la Cofradía por su buen hacer, y esperando que el próximo desfile procesional sea tan precioso y multitudinario, como el de este año.

Reportaje fotográfico Pepe Valdés

https://axarquiaviva.wordpress.com

axarquiaviva@hotmail.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: